Definición de calor específico

El concepto de calor específico se emplea en el ámbito de la física con referencia al calor que requiere una sustancia por unidad de masa para lograr incrementar su temperatura en un grado Celsius.

Calor específico

Para comprender la noción, por lo tanto, debemos tener varias ideas en claro. Se llama calor, en el contexto de la física, a la energía que se traslada de un cuerpo hacia a otro, provocando cambios de estado y una dilatación. La masa, por otra parte, es una magnitud física que hace referencia a la cantidad de materia que está presente en un cuerpo. La temperatura, por último, es otra magnitud física, en este caso orientada al nivel de calor que tiene el ambiente o un cuerpo.

Si tomamos estos conceptos y los vinculamos a la definición que mencionamos en el primer párrafo, podemos advertir que el calor específico es la energía que necesita una unidad de masa de una sustancia para aumentar su calor en un grado Celsius.

El calor específico, que puede representarse con una letra C minúscula (c), suele estar vinculado a la temperatura inicial de la sustancia. Se trata de una propiedad intensiva de la materia: no está relacionada con su cantidad o tamaño.

A medida que crece el calor específico de una sustancia, se necesita de una mayor cantidad de calor para lograr el aumento de la temperatura. Si tomamos el caso de sustancias en estado gaseoso, podremos notar que el nitrógeno tiene un calor específico másico superior al del oxígeno. Por lo tanto se necesita más energía para lograr el incremento de calor en una unidad de masa de nitrógeno que de oxígeno.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de calor específico (https://definicion.de/calor-especifico/)