Definición de casación

El concepto de casación se utiliza en el ámbito del derecho con referencia al acto y el resultado de anular o de casar (en el sentido de derogar o abolir). Se llama tribunal de casación a aquel que trata posibles infracciones cometidas en fallos o falencias en los procesos vinculados a las pruebas o los hechos juzgados.

Casación

También llamado corte de casación, este tribunal se encarga de resolver los recursos de casación, que buscan la anulación de una sentencia. La pretensión de anular el fallo judicial se debe a una aplicación o una interpretación indebida de la ley, o a que la resolución judicial deriva de un proceso que no haya respetado los requisitos legales.

Dicho de otro modo: cuando una parte interviniente en un litigio considera que un tribunal ha dictado una sentencia que resulta incorrecta desde el punto de vista legal, puede presentar un recurso de casación. Este recurso extraordinario es estudiado por el tribunal de casación, que es un tribunal de jerarquía superior capaz de dejar sin efecto la sentencia en cuestión. El tribunal de casación puede corregir un error anulando un procedimiento o un fallo, pero no tiene facultad para juzgar.

Los tribunales de casación, en definitiva, se encargan de garantizar que la ley sea aplicada correctamente. Además unifican la manera en que se interpretan las leyes, estableciendo jurisprudencia.

Más allá de estas características generales, los alcances de los recursos de casación varían de acuerdo al derecho procesal, que adopta diferentes formas según cada país. Por eso su regulación resulta distinta atendiendo las particularidades de las diversas legislaciones.

Características generales de la casación

Es importante señalar que el Derecho procesal varía mucho de un país a otro, razón por la cual resulta muy difícil definir el concepto de casación de una forma que se pueda aplicar en todos los casos. Sin embargo, existen ciertas características generales, las cuales se exponen a continuación.

El recurso de casación es extraordinario, o sea que la ley lo admite de forma excepcional y contra ciertas resoluciones judiciales. Las causas de la casación están determinadas previamente, y se pueden dividir en dos grupos, que son las infracciones al procedimiento (todo error de forma) y las infracciones del Derecho (los errores de fondo).

La casación debe atenerse a ciertos límites, como ser los motivos que pueden suscitarla y la cantidad, en especial en los casos de derecho civil. De acuerdo con la doctrina y jurisprudencia es posible hallar dos variantes, que surgen en torno a la extensión de las facultades de revisión de los hechos acaecidos en un caso determinado:

* desde un punto de vista clásico, el recurso de casación es no constitutivo de instancia. Esto quiere decir que el tribunal solamente puede pronunciarse acerca de las cuestiones de Derecho. Es la revisión que más limitaciones tiene, y puede basarse sólo en una interpretación incorrecta de la ley, pero no efectuar una revisión de los hechos del juicio;

* si se lo circunscribe al ámbito penal y se interpreta de forma más amplia, este recurso no solamente puede revisar las cuestiones de hecho, sino también los hechos mismos. Si no lo hace, por cierto, se entiende que viola la garantía de la doble instancia, según la reconocen varios tratados internacionales de derechos humanos.

La teoría alemana de agotamiento de las capacidades de revisión se usa para sostener dicha posición, ya que determina que un tribunal de casación tiene la obligación de revisar tanto como esté a su alcance, con la única excepción de las cuestiones que se relacionen de forma directa con el principio de inmediación (el contacto en audiencia de los sujetos procesales con el juez, así como la recepción de los medios probatorios en un juicio determinado).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de casación (https://definicion.de/casacion/)

Buscar otra definición