Definición de catacumbas

Las catacumbas son túneles subterráneos que los primeros cristianos empleaban para el entierro de los difuntos y el desarrollo de sus ceremonias. El término, que se emplea en plural, procede del vocablo del latín tardío catacumbae.

Catacumbas

Puede decirse que las catacumbas eran los cementerios que los cristianos primitivos y también los hebreos desarrollaban bajo tierra. La mayoría de las catacumbas fueron construidas en Roma entre el siglo II y mediados del siglo V.

Nacidas como sitios de sepultura, las catacumbas eran usadas además para la celebración de los ritos funerarios y la conmemoración de los aniversarios de los muertos. En algunos casos, cuando eran perseguidos, los cristianos también las aprovecharon para celebrar la eucaristía.

A partir del siglo IV, mientras se seguían utilizando para inhumar los restos de los fallecidos, las catacumbas se erigieron como lugares de peregrinación y santuarios de mártires. Esto llevó a la necesidad de ampliarlas.

Las catacumbas de Roma se extienden más de 150 kilómetros a modo de red y albergan unas 750.000 tumbas. Los nichos, en este marco, se crearon en las paredes de los túneles. En el territorio italiano también existen las catacumbas de los capuchinos, en Palermo, mucho más modernas.

Las catacumbas de París, en tanto, se desarrollaron en donde, en tiempos del Imperio Romano, había minas de piedra caliza. Recién en el siglo XVIII el lugar se reconvirtió en cementerio.

Las catacumbas de Odesa en Ucrania, las catacumbas de Kom el Shogafa en Egipto y las catacumbas de Lima en Perú son otros espacios de este tipo con diferentes orígenes y características.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de catacumbas (https://definicion.de/catacumbas/)

Buscar otra definición