Definición de mártir

Este término proviene de un vocablo latino. Y sirve para referirse a un individuo que padece o muere por defender sus creencias y convicciones. En la sociedad occidental, el concepto suele utilizarse para nombrar a aquel que muere en defensa de Jesucristo y de la religión cristiana.

Mártir

El cristianismo comenzó a usar la noción de mártir para referirse a las personas que eran torturadas o fusiladas por defender a Cristo y difundir sus convicciones religiosas. En los primeros tres siglos posteriores a su crucifixión, aquéllos seguidores que no estaban dispuestos a claudicar en sus creencias eran apresados y llevados al circo romano. Un lugar donde se los arrojaba a la arena a merced de unos leones hambrientos; éste era uno de los espectáculos más característicos del Imperio Romano.

En el santoral, calendario que lleva la Iglesia Católica con las fechas patronales de los diversos santos, hay una sección conocida como martirologio, donde figuran aquéllos que murieron por defender los principios del evangelio. Cabe mencionar que este libro se encuentra ordenado de acuerdo a la fecha de celebración de sus fiestas e incluye a los mártires generados por las diez grandes persecuciones impulsadas por el Imperio Romano.

Una de las enseñanzas de Cristo es la búsqueda de la perfección. Y la iglesia entiende esto y el amor a dios a través de un camino: el olvido de la propia vida para ponerla a disposición de los mandatos eclesiásticos. Así, muchos seguidores de esta institución se convencieron de que la única forma de cumplir con lo que su dios esperaba de ellos era dejar de lado su existencia para ponerla al servicio de la Iglesia; a tal punto, que ni siquiera temieron a la muerte.

En siglos anteriores, muchos abrazaron la cruz, sin importarles las consecuencias, con el fin de ser leales a esta institución. Apostando por esa recompensa que la iglesia les prometía, la vida eterna. En este contexto surgió la idea de mártir, por todos los que estuvieron dispuestos a dar su vida por el evangelio.

Para los católicos, un mártir es un individuo que fue capaz de todo por defender la palabra de Cristo. Lo ven como un verdadero ejemplo a seguir y suelen utilizar su nombre para evangelizar a quienes viven a su alrededor.

Otras acepciones del concepto

MártirDe todas formas, el concepto no solamente se utiliza en un contexto cristiano, sino que está relacionado con la forma en la que las personas manifiestan su devoción a una determinada ideología. Se puede ser mártir por defender a su Nación, religión o incluso una ideología. Podría decirse, por ejemplo, que el Che Guevara fue un mártir, porque murió por las ideas bolivarianas, del mismo modo que Bolivar lo fue, porque pese a que no murió en combate, dejó su vida en la lucha por la liberación de los pueblos americanos del Imperio Español.

También son mártires los seguidores del fundamentalismo islámico ya que entregan su vida a Alá y las ideas presentes en el Corán, el libro sagrado por el que se rigen. La inmolación es un requisito que se les impone si desean ser parte del ejército. Y su objetivo es imponer la voluntad divina y destruir a los infieles.

Desde un punto de vista coloquial, y fuera de las cuestiones relacionadas con las creencias, un mártir es un individuo que padece grandes sufrimientos o que realiza importantes esfuerzos por conseguir algo. Algunos ejemplos pueden ser: “Héctor es un mártir, tiene sólo cinco años y tiene que soportar los enfrentamientos entre sus padres”, “Pablo no es culpable: en realidad, es un mártir luchando contra una situación que no buscó”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de mártir (https://definicion.de/martir/)