Definición de cavilar

El verbo cavilar, que proviene del término latino cavillāre, hace referencia a la acción de meditar o reflexionar profundamente sobre alguna cuestión. Al acto y resultado de cavilar se lo denomina cavilación.

Cavilar

Por ejemplo: “Después de varias horas de cavilar, el joven decidió salir de su habitación y conversar con su padre”, “No puedes cavilar todo el tiempo: es necesario que actúes”, “Cuando observas una escena de ese tipo, enseguida comienzas a cavilar”.

Cavilar, en definitiva, consiste en pensar con detenimiento. Una persona cavila cuando intenta comprender algo que le resulta complejo o cuando pretende sacar alguna conclusión. En algunos casos la cavilación se asocia a la duda, ya que el individuo analiza durante mucho tiempo una situación ante la falta de certeza o convicción.

Supongamos que a un hombre que lleva diez años trabajando en la misma empresa, donde obtiene un buen salario y ocupa un cargo jerárquico, recibe una oferta laboral de una compañía recién creada. Esta nueva empresa le ofrece un salario bastante más alto del que percibe en la actualidad, aunque las perspectivas a futuro son inciertas ya que la firma recién está dando sus primeros pasos en el mercado. Por eso el hombre no puede dejar de cavilar y se plantea si debería conservar su trabajo actual o arriesgarse y apostar por un cambio.

Es importante tener en cuenta que cavilar no es una acción positiva o negativa en sí misma. Muchas veces cavilar supone reflexionar antes de actuar, lo cual se considera bueno, aunque en otros contextos puede suponer una pérdida de tiempo o derivar en inacción.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cavilar (https://definicion.de/cavilar/)
Top