Definición de célula animal

Las células son las unidades fundamentales con capacidad de reproducción independiente que forman a los seres vivos. Se trata de elementos microscópicos que presentan un núcleo y un citoplasma, los cuales están encerrados en una membrana. Un animal, por otra parte, es un ser vivo que puede desplazarse por su propio impulso y que siente.

Celula animal

Las células animales, por lo tanto, son aquellas que se encuentran en los tejidos de este tipo de organismos. Las células vegetales, en cambio, componen los tejidos de las plantas.

Al contar con un núcleo definido por la existencia de una membrana nuclear, las células animales forman parte del grupo de las células eucariotas (también llamadas células eucariontes). En la membrana nuclear, que es porosa, se encuentra la información genética. Las células procariotas, por su parte, no disponen de membrana nuclear y su información genética está dispersa en el citoplasma.

En el interior de una célula animal, en definitiva, es posible reconocer varias estructuras. Por un lado existe la membrana celular, que constituye la envoltura de la célula y la delimita. Adentro se hallan el núcleo celular (con la membrana nuclear que encierra al nucleoplasma, donde se ubican el nucléolo y la cromatina) y el citoplasma (donde se pueden distinguir diversos orgánulos, como los ribosomas; los centriolos; el retículo endoplasmático rugoso y liso; el aparato de Golgi; los lisosomas; y las mitocondrias).

La falta de paredes celulares rígidas hace que las células animales tengan la capacidad de adquirir formas muy diversas. En ciertos casos, estas células incluso pueden fagocitar otras estructuras.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de célula animal (https://definicion.de/celula-animal/)