Definición de clientelismo

La idea de clientelismo alude a una metodología desarrollada por los gobernantes o por quienes ocupan una posición de poder, que consiste en otorgar ciertos beneficios a otras personas a cambio de favores, apoyo o sumisión.

Clientelismo

El clientelismo supone que aquel que ocupa un cargo público realiza obsequios o le concede ventajas a un grupo de individuos, quienes “pagan” esos favores brindándole apoyo, por lo general electoral. Esto implica que el dirigente político utiliza los recursos del Estado o su posición de poder para alcanzar un beneficio privado.

Supongamos que el gobernador de una provincia busca lograr la reelección para continuar con su mandato. Este hombre, con fondos públicos, adquiere miles de electrodomésticos que reparte en los barrios más humildes a través de gente que trabaja en su campaña electoral. La caja de cada electrodoméstico además lleva impreso el nombre del gobernador. Esta conducta es una de las más habituales del clientelismo: el político espera que, como agradecimiento y para seguir recibiendo este tipo de prestaciones, los vecinos lo voten en las elecciones.

El clientelismo ayuda a que un partido político se perpetúe en el poder. Al administrar los recursos estatales, los gobernantes tienen la posibilidad de emplearlos en beneficio propio para cosechar apoyo electoral.

Para que el clientelismo pueda aplicarse, se requiere que haya un número elevado de personas (votantes) con necesidades insatisfechas que requieren de la ayuda estatal. De lo contrario, el voto no queda condicionado a la recepción de un favor o regalo. Por otra parte, cuando los recursos del Estado se distribuyen tal como señala la ley o de manera justa, el clientelismo tampoco tiene lugar porque el dirigente no puede condicionar el reparto.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de clientelismo (https://definicion.de/clientelismo/)
Top