Definición de

Comisionista

Se llama comisionista al individuo que desarrolla comisiones mercantiles. Una comisión, en tanto, es una instrucción o un permiso que se le da a alguien para que concrete una operación comercial o realice una determinada tarea. Además se llama comisión al porcentaje que obtiene el comisionista por cada negocio o venta que concreta.

Apretón de manos

Un comisionista desarrolla comisiones mercantiles.

Desempeño de comisiones

El comisionista es una persona cuyo trabajo consiste en desempeñar comisiones. Por lo general cobra por operación concretada, aunque en ocasiones también tiene un salario básico y fijo.

Lo habitual es que el comisionista reciba mercaderías en consignación. El consignador o comitente es quien le entrega las mercancías al consignatario (el comisionista), que debe venderlas en su representación y aceptando las condiciones establecidas.

El comitente, en este marco, tiene la obligación de pagar los gastos y la comisión que correspondan, mientras dispone del derecho de anular la comisión (o sea, el encargo) cuando lo desea. El comisionista, por su parte, tiene que custodiar las mercaderías que recibe, rendir cuentas y responder ante los eventuales daños y perjuicios generados por el no cumplimiento de su trabajo.

Los comisionistas, en definitiva, realizan ventas en nombre de alguien más y cobran un porcentaje por esa acción. Supongamos que un comisionista se dedica a vender a domicilio la ropa que produce una empresa, obteniendo una comisión del 20% por cada operación. Si este comisionista suma ventas por 20 000 pesos en un mes, recibirá una comisión de 4000 pesos, abonada por la compañía que actúa como consignadora o comitente ya que entrega la mercadería.

Contrato de comisión

El contrato de comisión mercantil es un acuerdo legal entre dos partes, conocidas como comitente y comisionista, en el que el comisionista se compromete a realizar determinadas gestiones comerciales en nombre y representación del comitente a cambio de una comisión o remuneración previamente acordada.

Las actividades que realiza el comisionista pueden variar según lo acordado en el contrato, pero generalmente pueden incluir ventas, compras, distribución de productos, promoción y representación en ferias comerciales, entre otras. En algunos países, la legislación puede requerir que se registre ante una autoridad competente o se establezca por escrito para tener validez legal.

Algunas características importantes del contrato de comisión mercantil, centrándonos en el comisionista, son las siguientes:

  • representación: actúa en representación del comitente, como su mandatario;
  • independencia: mantiene su independencia y no establece una relación laboral con el comitente;
  • remuneración: recibe una comisión o una retribución acordada por las gestiones comerciales realizadas en nombre del comitente. Por ejemplo, puede ser un porcentaje del valor de las operaciones concretadas;
  • riesgo: asume el riesgo en el desarrollo de las operaciones comerciales encargadas. Esto significa que si no se logra cerrar una venta o la operación no se concreta, no recibe remuneración.

Contrato de agencia: diferencias

El contrato de comisión y el de agencia son dos tipos de contratos comerciales que implican la representación de una parte (comitente o principal) por otra (comisionista o agente). Aunque comparten ciertas similitudes, también presentan diferencias importantes en cuanto a la naturaleza de la relación y las responsabilidades de las partes involucradas.

Dadas las características del contrato de comisión, explicadas en el apartado anterior, veamos las principales diferencias con el de agencia:

Dos personas firmando un contrato

El contrato de comisión mercantil no vincula al comisionista con el comitente a nivel laboral.

  • representación legal: el agente representa legalmente al principal (comitente) y tiene la autoridad para actuar en su nombre. Tiene la capacidad de celebrar contratos y operaciones comerciales en nombre del principal, asumiendo una responsabilidad legal directa hacia terceros;
  • riesgos y responsabilidades: el agente puede asumir riesgos financieros ya que actúa en nombre del principal y puede quedar obligado por contratos y acuerdos celebrados con terceros. Por tanto, puede enfrentar responsabilidad legal por sus acciones y omisiones en el desempeño de sus funciones como agente;
  • independencia: el agente puede estar más integrado en la estructura del negocio del principal y, en algunos casos, puede actuar como un representante permanente o exclusivo del principal en una determinada área geográfica o mercado.
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 27 de julio de 2023. Comisionista - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/comisionista/
Buscar otra definición
x