Definición de córnea

Si queremos descubrir el significado del término córnea, se hace inevitable que, en primer lugar, conozcamos el origen etimológico de la citada palabra. En este caso, podemos exponer que procede de la palabra del latín medieval “córnea”, que era una especie de túnica. Un término este que, a su vez, se relaciona con el sustantivo latino “cornus”, que significa “cuerno”.

Córnea

En el ámbito de la anatomía, se denomina córnea a una membrana que se encuentra en el sector anterior del globo ocular, a través de la cual se ve el iris (el disco coloreado que, en su centro, alberga la pupila). Se trata de un elemento transparente y duro.

La córnea se encarga de refractar la luz y dota al ojo de la capacidad de enfocar. Dispone de una lente cuya cara posterior está impregnada del humor acuoso (líquido que oxigena y nutre las distintas estructuras del globo del ojo), mientras que su cara anterior se encuentra en contacto con una película lagrimal que le brinda protección.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que otra de las funciones más importantes de la córnea es la de ejercer como escudo protector del ojo. Sí, porque lo cuida del polvo o de gérmenes de todo tipo. En concreto, esta es una labor que también comparte con las lágrimas, la órbita ocular, los párpados y lo que se conoce como esclerótica.

De acuerdo a la especie, la córnea tiene más o menos capas. Mientras que los perros y los gatos, por ejemplo, tienen una córnea de cuatro capas, la córnea del ser humano dispone de seis capas: el endotelio corneal, la membrana de Descemet, la capa de Dua, el estroma corneal, el estrato de Bowman y el epitelio corneal.

De esas partes podemos conocer datos de interés como estos:
-El endotelio corneal, se encuentra conformado por lo que son células hexagonales y se encarga de hidratar la córnea para poder mantener que sea transparente.
-La membrana de Descemet, que ve incrementado su espesor cada diez años. Se encuentra formada por fibras de colágeno.
-La capa de Dua, que es la última capa de la córnea.
-El estroma corneal, que es la parte más gruesa.
-El estrato de Bowman, que conforme el ser humano va envejeciendo se hace más fina.
-Epitelio corneal, que se forma por varias capas de células unidas entre sí.

El oxígeno que necesita la córnea procede en su mayor parte del humor acuoso. De todos modos, la membrana también recibe oxígeno del aire de la atmósfera, las lágrimas y los capilares. En cuanto a los nutrientes, la córnea también los recibe del humor acuoso, las lágrimas y los capilares.

Entre las enfermedades que pueden afectar a la córnea, aparecen el astigmatismo, el glaucoma, la distrofia corneal, la megalocórnea y la queratitis. Según el tipo de trastorno, el tratamiento puede requerir el uso de lentes de contacto o de una cirugía refractiva.

Asimismo, otra serie de problemas, afecciones o enfermedades que pueden afectar a la córnea son erosiones corneales, úlceras, opacidad corneal, alergias…

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de córnea (https://definicion.de/cornea/)

Buscar otra definición