Definición de lentes

Con origen etimológico en el vocablo latino lens, la noción de lente alude al elemento transparente que se emplea en los instrumentos ópticos para desviar los rayos de luz y permitir la formación de las imágenes.

Lentes

Su funcionamiento se basa en los diferentes grados de refracción de los rayos lumínicos cuando inciden en los diversos puntos de su superficie. Gracias a esta propiedad, las lentes se usan para la corrección de defectos de la visión o para captar objetos ubicados a una gran distancia.

Se puede distinguir entre las lentes convergentes y las lentes divergentes. Las lentes convergentes hacen que los rayos de luz paralelos al eje principal converjan en un mismo punto (el foco de la imagen). Para lograr esto son más gruesas en su sector central. Las lentes divergentes, en cambio, son más estrechas en su centro y provocan que los haces lumínicos paralelos al eje principal se separen.

Cuando se habla a nivel general de los lentes o de las lentes (ambas formas son aceptadas por la Real Academia Española), se suele hacer referencia a los anteojos o gafas. Estos instrumentos consisten en dos lentes sostenidas por un armazón, diseñado para que pueda apoyarse en la nariz gracias a un arco y sujetándose también mediante las dos patillas que van a las orejas. De esta forma, cada lente (el objeto transparente) queda ubicado cerca de un ojo, corrigiendo problemas de la vista.

Los lentes de contacto, por otro lado, son pequeños discos de vidrio o plástico que se colocan de manera directa sobre la córnea. Al ser convexos por un lado y cóncavos por el otro, permiten solucionar las falencias de refracción del ojo.

Al hablar de las diferencias entre los lentes de contacto y las gafas, no debemos olvidar el punto fundamental: las preferencias del sujeto. Hay personas que una vez que prueban los lentes de contacto no pueden imaginar su día a día con gafas, del mismo modo que existe el grupo que no desea probarlos o que luego de haberlo hecho prefiere quedarse con las gafas por diferentes razones.

Ambas posturas son válidas, y por eso veremos a continuación una lista de las ventajas y las desventajas de los lentes de contacto frente a los tradicionales. Comencemos por las ventajas:

Lentes* su curvatura se corresponde con la de los ojos del usuario, lo cual le proporciona un campo de visión de mayor amplitud y disminuye problemas tales como las obstrucciones y las distorsiones tan comunes con las gafas;

* no entorpecen actividades deportivas, algo que se nota especialmente en la natación;

* para aquellas personas que se preocupan mucho por su aspecto físico, los lentes de contacto son ideales porque no se notan y, por lo tanto, no deben combinarse con el resto de accesorios y con las prendas;

* cuando hace mucho frío, los lentes de contacto no se empañan, así como en plena tormenta no importa que se mojen ya que los párpados se encargan de «secarlos». Con las gafas, estas dos situaciones suponen problemas;

* existen lentes de contacto que alteran la apariencia de los ojos, tanto su color como su forma, y esto puede servir para cambiar de aspecto por cuestiones estéticas o para disfrazarse;

* hay algunos modelos que modifican la forma de la córnea durante las horas de sueño en caso de miopía para que la persona pueda prescindir de cualquier tipo de lentes por unas horas desde que se despierta.

Entre las desventajas de los lentes de contacto, podemos mencionar:

* la dificultad que supone para ciertas personas colocárselos;

* provocan que llegue menos oxígeno al ojo;

* no son ideales para trabajos que requieren pasar varias horas al día frente a un monitor.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de lentes (https://definicion.de/lentes/)

Buscar otra definición