Definición de cristalización

Para poder conocer el significado del término cristalización, vamos a proceder, en primer lugar, a descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que deriva del griego, exactamente de la suma de dos componentes:
-El sustantivo “krystallos”, que es sinónimo de “vidrio transparente”.
-El componente “-ización”, que se usa para indicar “acción de convertir en”.

Cristalización

Cristalización es el acto y el resultado de cristalizar. Este verbo refiere al hecho de adoptar la forma del cristal y a aquello que lleva a adquirir precisión o firmeza. Por ejemplo: “La policía descubrió un sistema de cristalización de cocaína a dos cuadras de la Casa de Gobierno”, “Vamos a seguir trabajando para la cristalización de nuestro proyecto”, “El médico me sugirió realizar un estudio para analizar la cristalización de la saliva”.

Un cristal puede ser un vidrio de buena calidad, un cuerpo que tiene forma poliédrica de manera natural o un sólido con moléculas y átomos que se repiten regularmente en el espacio. La cristalización, en este marco, supone la adopción de una estructura cristalina.

Suele apelarse a la cristalización para separar un sólido de un líquido en una mezcla homogénea formada por un soluto disuelto en un solvente. La mezcla se coloca en un recipiente conocido como cristalizador y se calienta. El solvente, de este modo, se evapora, mientras el sólido precipita por el incremento de la energía cinética que tienen sus moléculas. Al terminar el proceso, cuando la temperatura desciende, el sólido queda cristalizado en el recipiente mientras que el líquido ya se evaporó.

Estas características hacen que la cristalización se emplee para purificar los sólidos y para obtener aquellos productos que se distribuyen como cristales, entre los cuales aparecen la sal y el azúcar.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto el término velocidad de cristalización. Este se utiliza para determinar la velocidad a la que crece un cristal y esa depende de una gran variedad de factores entre los que se encuentran tanto la superficie como la solución como la resistencia, por ejemplo.

En nuestra vida cotidiana podemos encontrar distintos ejemplos de lo que es la cristalización como pueden ser estos:
-La congelación del agua. Cuando el agua se congela y se convierte en hielo lo hace a través de un proceso en el que, en sus primeras fases, surgen distintas estructuras cristalizadas.
-La formación de la escarcha. Cuando hace mucho frío y una existe una notable humedad, puede suceder que el vapor del agua del aire llegue a cristalizarse formando lo que conocemos como escarcha. Así, por ejemplo, la misma puede encontrarse en los cristales de los coches que han pasado la noche a la intemperie.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto que existen dos tipos de cristalización que son fundamentales en el ámbito científico: la cristalización por evaporación o la llamada cristalización por enfriamiento.

En un sentido simbólico, la cristalización implica que algo se vuelve preciso o concreto: “Necesito tiempo para la cristalización de la idea”, “Este programa representa la cristalización de la voluntad de diferentes agrupaciones políticas”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de cristalización (https://definicion.de/cristalizacion/)

Buscar otra definición