Definición de precipitación

Precipitación es una noción que deriva de praecipitatĭo, un vocablo del latín. Este puede traducirse como “acción y efecto de lanzar desde una altura” y se encuentra formado a partir de la suma de tres partes diferenciadas:
-El prefijo “prae-”, que significa “delante”.
-El sustantivo “caput”, que es sinónimo de “cabeza”.
-El sufijo “-cion”, que es equivalente a “acción y efecto”.

Precipitación

El término refiere al proceso y al resultado de precipitar (arrojar u caer desde la altura).

El uso más frecuente de precipitación se halla en el ámbito de la meteorología y nombra al agua que cae a la superficie terrestre desde la atmósfera. La lluvia, el granizo y la nieve, en este sentido, son tipos de precipitación.

Por ejemplo: “La precipitación fue récord y provocó una importante inundación en las zonas rurales”, “Los organizadores del evento están atentos al pronóstico del tiempo ya que una precipitación podría obligar a suspender las actividades”, “No se prevén precipitaciones en el área metropolitana”.

La lluvia, en concreto, se conoce también como precipitación pluvial. Hay que decir que se mide mediante dispositivos como pluviómetros y pluviógrafos y se utiliza como unidad de medida los milímetros o litros por metro cuadrado.

Su variación temporal, la altura o la variación espacial son algunos de los factores que se estudian y analizan respecto a la precipitación.

La precipitación se produce cuando las gotas de agua que se encuentran en las nubes crecen tanto que, por su tamaño, la fuerza de gravedad hace que caigan sobre el planeta. De este modo, las precipitaciones son vitales en el ciclo del agua que permite la vida en la Tierra.

Es importante tener en cuenta que el rocío y la niebla no constituyen precipitaciones, ya que el agua que aparece por estos fenómenos es el resultado de un proceso de condensación.

En muchos sectores se está al día de los cálculos de posibles precipitaciones ya que las mismas influyen de manera notable en el desarrollo de sus actividades. Esto sucede así, por ejemplo, dentro de la ingeniería, concretamente de la puesta en marcha de obras civiles, así como en la agricultura.

Así, por ejemplo, no dudan en consultar los pronósticos de organismos especializados en la materia, como sería el caso de AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) de España, así como de páginas webs especializadas. Todo eso sin olvidar que entre los agricultores, por ejemplo, existen los que confían en otras herramientas no oficiales ni científicas como son el Calendario Zaragozano, que tiene su origen en la primera mitad del siglo XIX, o las llamadas Cabañuelas. Estas se vienen desarrollando desde el siglo XI y predicen la meteorología a largo plazo, concretamente por estaciones.

En la química, la precipitación es el fenómeno que se produce cuando, por una reacción o por acción de la cristalización, se genera un sólido en una disolución. Esta precipitación implica que la disolución en cuestión ya no está en condiciones de aceptar una mayor cantidad de soluto, lo que hace que se forme un sólido (denominado precipitado) ante la imposibilidad de disolver la sustancia.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de precipitación (https://definicion.de/precipitacion/)