Definición de culata

La etimología del término culata remite al vocablo italiano culatta, que a su vez deriva de culo: la zona de las nalgas y el ano o, en objetos, el sector posterior o inferior. Se llama culata, en este marco, a la parte ulterior de algo.

Culata

El uso más habitual del concepto alude a la porción posterior de un arma de fuego. Las pistolas y las escopetas pueden sostenerse y aferrarse por la culata cuando actúa como empuñadura. En algunas armas, en la culata se produce la detonación. La frase “el tiro por la culata”, en este marco, refiere a lo que ocurre cuando algo no sale como estaba previsto.

Muchas veces los delincuentes utilizan la culata para golpear a sus víctimas, causándoles heridas. Esta acción se conoce como culatazo. Por ejemplo: “El ladrón golpeó a la mujer en la cabeza con la culata del revólver”, “El joven recibió un culatazo en la espalda”, “Cuando se quedó sin balas, el hombre empezó a dar golpes con la culata de su pistola”.

En un motor de combustión interna, se denomina tapa de cilindros o culata al sector que cierra las cámaras de combustión. Si se trata de un motor diésel, la culata presenta aberturas destinadas a los inyectores; en cambio, en el motor Otto, cuenta con orificios para la instalación de las bujías.

También se le dice culata a la parte trasera de los vehículos, una acepción que en algunos países sudamericanos da lugar a la expresión “de culata”, empleada con referencia a la marcha atrás: “Te conviene estacionar de culata”, “Me resulta más fácil entrar al garaje de culata”, “El muchacho quiso hacer la maniobra de culata pero terminó chocando”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de culata (https://definicion.de/culata/)
Top