Definición de

Delegado

Delegado es un adjetivo que se emplea para aludir al individuo en quien se delega una potestad o competencia. El término, cuyo origen etimológico se halla en el vocablo latino delegātus, suele usarse como sustantivo.

Un delegado, de este modo, es un representante. Esta persona actúa en nombre de una entidad, desempeñándose como su vocero o portavoz y defendiendo los intereses de la organización en los ámbitos donde corresponde.

Mediación

Defender a sus pares en una negociación para alcanzar ciertas metas es una tarea habitual de los delegados.

Características de un delegado

El delegado es alguien que goza de la confianza del resto de los integrantes de la institución o corporación en cuestión. Más allá de las diferencias de cada caso, se trata de un hombre o una mujer que actúa como nexo entre el grupo y un organismo o sujeto externo.

Puede decirse que la agrupación confiere al delegado la responsabilidad de asumir su representación. Delegar, de hecho, supone conceder el poder para ejercer determinadas funciones por voluntad del conjunto.

En mayor o menor medida, el delegado debe tomar decisiones representando a un colectivo. Es habitual que el delegado reciba instrucciones sobre cómo debe manejarse frente al exterior, cumpliendo así la voluntad de la mayoría o ajustándose a un acuerdo dispuesto con anterioridad. De todos modos, tiene que contar con cualidades de liderazgo.

Representante

Un delegado puede actuar como coordinador.

Representante sindical

El delegado o representante sindical es un trabajador elegido por sus propios compañeros para que los represente ante los empleadores y el sindicato al cual se encuentran afiliados. La función principal de estos delegados es defender los derechos laborales.

El delegado sindical es el enlace entre los trabajadores y los directivos o dueños de una empresa. Por lo general, el delegado debe ser seleccionado por sus compañeros en comicios y tiene que contar con un año o más de antigüedad en el sindicato, aunque estos requisitos pueden variar.

Es importante indicar que generalmente el delegado sindical dispone de algún tipo de amparo para que esté en condiciones de ejercer su rol sin restricciones ni represalias por parte de la empresa.

Supongamos que, en una compañía, los empleados padecen malas condiciones de higiene y están en riesgo por problemas edilicios. Con la intención de revertir la situación, el delegado sindical solicita una reunión con el dueño de la firma y le expone las dificultades que él y sus compañeros enfrentan día a día. El empresario, en este marco, se compromete a solucionar el tema en un plazo de dos meses. Frente a esta situación, el delegado traslada la respuesta a los demás trabajadores.

Normas

En algunos casos, el mandato y las funciones del delegado están establecidas por la ley.

Delegado de clase

Un delegado de clase representa a sus compañeros ante las autoridades educativas. Suele establecerse que todos los alumnos están habilitados a proponerse como delegados y a votar.

Los estudiantes pueden realizar asambleas en las cuales se definen los asuntos que se desean trasladar a los profesores o directores del establecimiento. Luego, en el ámbito correspondiente, el delegado se posiciona como referente de sus pares y transmite las peticiones o inquietudes.

El delegado de clase también es quien recibe indicaciones, sugerencias o solicitudes de los directivos dirigidas a todo el curso, con lo cual realiza una mediación. El rector de un colegio puede citar al delegado y señalarle que varios docentes expresaron quejas por la conducta del grupo, con lo cual le pide que converse con sus compañeros para ponerlos al tanto del malestar y señalarles que es necesario un cambio de actitud para que el conflicto no se acentúe.

Vínculo entre los vecinos y la autoridad municipal

Un delegado municipal, por otro lado, es el vínculo entre los vecinos y la autoridad del distrito. Este representante tiene la misión de llevar a cabo gestiones que beneficien a la ciudadanía.

Lo que hace un delegado municipal es comunicar los reclamos y las demandas de los habitantes al alcalde, intendente o jefe comunal, procurando encontrar soluciones que debe aplicar el gobierno del municipio. En ocasiones, este funcionario administra ciertos recursos que le permiten a su oficina (la delegación) brindar servicios públicos como la limpieza de calles y la poda de árboles.

Delegados en el fútbol

Los delegados en el fútbol representan a su equipo afuera del campo de juego. Tienen que contar con una acreditación expedida por la federación y cumplir con ciertas funciones antes, durante y después de los partidos.

El delegado es quien entrega al árbitro el listado de los jugadores con sus correspondientes números y de quienes se sentarán en el banco de los suplentes, incluyendo entrenadores y asistentes. Una de sus obligaciones es firmar dicho documento, acreditando que los intervinientes en el partido son quienes integran la lista con sus correspondientes datos.

Un juego

El delegado, quemado o balón prisionero es un juego que puede desarrollarse con diferentes modalidades. Popular en las clases de gimnasia o educación física, consiste en dos equipos que se ubican en una cancha dividida en dos.

Cada equipo tiene un delegado que se ubica en el sector contrario, afuera de los límites de juego. El objetivo es eliminar a los rivales lanzándoles la pelota para que los golpee sin pique previo. Cada jugador quemado debe retirarse del campo de juego y dirigirse a la zona de su delegado, desde donde podrán tratar de quemar a los oponentes hasta eliminarlos a todos.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 28 de septiembre de 2023. Delegado - Qué es, características, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/delegado/
Buscar otra definición
x