Definición de descomprimir

Descomprimir es un verbo que alude a minimizar o eliminar la compresión en un lugar cerrado o en un cuerpo. Al proceso y resultado de descomprimir se lo denomina descompresión.

Descomprimir

La compresión es la presión a que se somete un cuerpo mediante el accionar de fuerzas opuestas que desarrollan una tendencia a reducir su volumen. La acción de descomprimir supone el procedimiento opuesto, ya que implica disminuir dicha compresión.

El interior de un avión, por ejemplo, se encuentra presurizado: dispone de un sistema para conservar la presión atmosférica normal más allá de la presión exterior que se registra por la altura. Un fallo, sin embargo, puede descomprimir la cabina. Se llama descompresión descontrolada a la reducción no planeada en la presión de un determinado sistema.

La idea de descomprimir también se emplea en sentido simbólico respecto a la presión social. Cuando las personas se encuentran enojadas o alteradas por algo, pueden presionar para obtener una respuesta o una solución. Dicha presión incluso puede derivar en episodios de violencia. Por eso es importante que las autoridades o los responsables de esta tensión se ocupen de descomprimir la situación. Supongamos que, en una ciudad, se realiza una marcha masiva reclamando mayor seguridad. Ante esta manifestación, el gobierno intenta descomprimir anunciando que incrementará el número de policías en las calles y que presentará un proyecto de ley para agravar las penas que se aplican a los delincuentes.

En el ámbito de la informática, los archivos pueden comprimirse para que tengan un menor tamaño o peso eliminando bits. Para abrir un archivo descomprimido, primero se lo debe descomprimir.

Gracias a la compresión, es posible almacenar y transmitir archivos pesados de forma más ágil, ya sea ocupando menos espacio en disco, consumiendo menos datos en la transferencia a través de una red o bien acelerando el proceso. A grandes rasgos, podemos generalizar que los archivos de texto son los que menos espacio ocupan y, por lo tanto, los que no se suelen comprimir; claro que también es posible hacerlo, y de hecho no supone grandes complicaciones.

DescomprimirLos tipos de archivos que más a menudo se comprimen son los fotográficos, los de audio y las películas; estas últimas son una fusión de los dos primeros tipos, ya que se componen de un gran número imágenes combinadas con archivos de sonido. Para poder ahorrar dinero en los medios de almacenamiento, las empresas también recurren a la compresión para distribuir sus productos tales como discos de música y películas; como se menciona antes, los respectivos reproductores deben descomprimir los archivos antes de leerlos.

Claro que este proceso puede llevarse a cabo por medio de varios métodos, cada uno con sus pros y sus contras. En primer lugar debemos entender que el ideal de la compresión es conseguir que un archivo ocupe menos espacio sin llegar a perder su esencia, de manera que sea posible recuperarlo al momento de descomprimirlo.

En pocas palabras, existen dos caminos posibles para comprimir un archivo: con y sin pérdida de datos. Para quitar los datos considerados innecesarios o bien conseguir que ocupen menos espacio, se aplican diversos métodos matemáticos (en términos más técnicos, hablamos de algoritmos, o sea, series de pasos que se repiten como en una receta).

Descomprimir un archivo pesado en tiempo de ejecución, es decir en el momento en el cual se debe reproducir, exige un gran poder de procesamiento. Esto es muy común en la actualidad, y para ello los componentes de los dispositivos tales como consolas de videojuegos y reproductores de blu-rays se fabrican a medida, pensando en esta función para que pueda ser llevada a cabo sin necesidad de correr un programa aparte.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de descomprimir (https://definicion.de/descomprimir/)

Buscar otra definición