Definición de desinencia

El término latino desĭnens, que deriva de desinĕre, llegó a nuestro idioma como desinencia. Este concepto se emplea en el terreno de la gramática para nombrar al morfema flexivo que se añade a una raíz, sobre todo a la de un verbo.

Desinencia

La desinencia, por lo tanto, es un segmento fonológico que se coloca junto a la raíz para señalar un cierto accidente de la flexión (la alteración que experimentan los términos para codificar determinados contenidos gramaticales). Lo que permite la desinencia es agregar un valor gramatical.

Puede decirse que la desinencia es una terminación variable. En un verbo, posibilita indicar la persona, el tiempo, el modo y el número. La raíz o lexema, en cambio, es invariable.

Tomemos el caso del verbo comer. La raíz de este verbo es com. Para la construcción de las diversas formas verbales, se le añaden las diferentes desinencias o morfemas. Así pueden construirse verbos conjugados como comeremos, comió, comerán o comen, por ejemplo. Como se puede advertir, a la raíz com se le agrega eremos, , erán o en, según el caso.

Las desinencias, en definitiva, incorporan los accidentes gramaticales que aportan más información del verbo. El significado gramatical, de hecho, está dado por la presencia de la desinencia que complementa a la raíz. Retomando el primero de los ejemplos mencionados anteriormente, la desinencia eremos, añadida al lexema com, indica que el verbo tiene número plural, alude a una acción en tiempo futuro y está conjugado en modo indicativo. Así se llega a la forma verbal comeremos (com + eremos).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de desinencia (https://definicion.de/desinencia/)