Definición de detonación

Detonación es el acto y la consecuencia de detonar: comenzar un estallido. La noción está vinculada a fenómenos como la combustión y la explosión.

Detonación

La combustión es una reacción química que se produce entre un comburente (el oxígeno) y un combustible (el alcohol, la madera u otro). El comburente hace que el combustible se oxide rápidamente y libere energía, que por lo general se manifiesta como una llama.

Cuando la combustión se desarrolla a una velocidad subsónica y sin explosión, se habla de deflagración. En cambio, si la combustión alcanza una velocidad supersónica, estamos ante un caso de detonación.

Una detonación genera una onda expansiva, seguida por una onda o zona de reacción. Por lo general, la detonación comienza con una deflagración que luego, por las condiciones que se registran en el entorno, se convierte en una detonación, provocando una onda de choque que se desplaza a una velocidad mayor que la alcanzada por el sonido.

Las detonaciones transforman la energía contenida en un material, que se intercambia con el entorno a gran velocidad. El poder detonante (la velocidad de detonación) de un material puede expresarse en metros por segundo. Si la liberación de energía provocada por la combustión incluye desprendimiento de gases y calor, generando un estruendo y un aumento súbito de la presión, se produce una explosión.

Para que se produzca una detonación, en definitiva, se inyecta energía a un material que no está en condiciones de acumularla o de disiparla. Este material, por lo tanto, experimenta una reacción crítica.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de detonación (https://definicion.de/detonacion/)