Definición de dilatación

El origen etimológico de la palabra dilatación se encuentra en el latín, más concretamente en “dilatio”, que puede traducirse como “extenderse en varias direcciones”. Esta palabra se compone de las siguientes partes: el prefijo “dis-“, que es equivalente a “separación múltiple”; “lat” que significa “llevar” y el sufijo “-ción”, que se usa para indicar “acción y efecto”.

Dilatación

Dilatación es la acción y efecto de dilatar o dilatarse. El verbo dilatar, por su parte, refiere a hacer mayor, extender o alargar algo; a propagar; o a diferir la concreción de una acción.

Para la medicina, la dilatación es el procedimiento o el resultado de aumentar el calibre de un conducto, de un orificio o de una cavidad. La dilatación del cuello uterino, por ejemplo, es una parte indispensable del trabajo de parto. Tiene lugar cuando las contracciones se hacen más frecuentes y son más intensas. El periodo de dilatación puede durar hasta 18 horas y finaliza cuando el cuello uterino alcanza una dilatación de unos diez centímetros, suficientes para que la mujer puje y el bebé pueda salir del útero y llegar hasta el exterior.

En concreto, en lo que al parto se refiere hay dos grandes fases dentro de la dilatación:
• Fase de latencia, que es la que tiene lugar cuando se produce lo que se da en llamar borrado del cuello del útero.
• Fase de activa. Ella da comienzo cuando ya existen dos centímetros de dilatación y dura hasta que empieza a llegar lo que sería la completa dilatación. A su vez se compone de otras tres etapas: fase de aceleración, que es la que está entre los 2 y los 4 centímetros de dilatación; fase de máxima pendiente, que es la que va desde los 4 hasta los 9 centímetros; y fase de desaceleración, que es la que dura hasta que arranca la llamada completa.

En diversas situaciones se hace necesario que la mujer dilate por peligro de ella o del bebé. Por eso, ella debe realizar ejercicios para propiciarlo tales como el que se basa en el uso de la llamada pelota suiza.

La dilatación de la pupila, por su parte, es la respuesta de esta parte del ojo a un estímulo. Un músculo situado en el iris se encarga de dilatar la pupila de acuerdo a la orden del sistema nervioso simpático. Las pupilas pueden dilatarse cuando la luz es escasa, ante una situación de estrés o por acción de una droga. Cuando una pupila se dilata (es decir, aumenta su diámetro), se habla de midriasis.

En el ámbito de la física, la dilatación es el aumento de la longitud, la superficie o el volumen de un cuerpo a causa de la separación de sus moléculas por la disminución de su densidad. La dilatación térmica, en este sentido, se produce ante el aumento de temperatura de un cuerpo, como cuando se expanden las vías de un ferrocarril.

En relación al último término, tendríamos que exponer que existe lo que se conoce como coeficiente de dilatación. Este es un vocablo que se emplea para medir el cambio relativo que experimenta un líquido o un sólido dentro de un receptáculo, en cuanto a longitud o volumen, al cambiar de temperatura y producirse su dilatación térmica.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de dilatación (https://definicion.de/dilatacion/)