Definición de disputa

La noción de disputa refiere al acto y la consecuencia de disputar. Este verbo, a su vez, alude a mantener una discusión, una pelea o un enfrentamiento. Por ejemplo: “La disputa en el bar finalizó a los tiros”, “El equipo mexicano también pretende ingresar en la disputa por el delantero uruguayo”, “El mantenimiento de la reserva natural provocó una disputa entre el gobierno nacional y las autoridades provinciales”.

Disputa

Las disputas son batallas o luchas que se llevan a cabo para imponer una posición o para alcanzar una meta. Puede tratarse de un duelo verbal o de una confrontación que incluye el uso de violencia o fuerza.

En el ámbito del deporte, la disputa se asocia a la competencia. Dos equipos que se enfrentan en la final de un torneo se disputan el título en cuestión, por citar una posibilidad. Dos jugadores de básquetbol (baloncesto), por otra parte, pueden disputarse el balón en el medio del juego.

Las disputas territoriales son conflictos que mantienen dos o más Estados por el control de una zona. La disputa territorial de Cachemira, en este marco, enfrenta a Pakistán, India y China por la administración de esta región. También existen las disputas limítrofes, centradas específicamente en la determinación de una frontera. Estados Unidos y Canadá mantuvieron una disputa de este tipo sobre Alaska hasta que, en 1903, se llevó a cabo un arbitraje que permitió dar por terminado el litigio.

Dicho en otras palabras, la disputa territorial es un desacuerdo acerca de la pertenencia de un territorio o alguna porción del mismo. En términos más específicos, puede hacer referencia a diferentes tipos de entidades territoriales, como ser los Estados o las regiones (éstas son subdivisiones territoriales del primero), cuya delimitación puede generar el conflicto.

El enfoque que la sociedad moderna pone en las relaciones de poder basadas en la economía ha reducido la importancia que este tipo de disputa tenía en el pasado, aunque esto no significa que haya desaparecido. Si nos fijamos en el conflicto de los territorios entre Israel y Palestina, cuyos orígenes datan del año 1967, basta para entender que las cuestiones de fronteras y estatutos siguen gozando de una relevancia nada despreciable.

DisputaAlgo que sí podríamos despreciar o lamentar son las consecuencias que las disputas territoriales acarrean, especialmente las guerras. En muchos casos, los enfrentamientos no surgen exclusivamente por estas cuestiones, sino que se toman como una razón más para desatar la violencia entre dos o más partes. En el continente europeo hemos visto más de un ejemplo de este tipo de batalla a lo largo de la historia, debido en general al deseo de ciertos Estados de ampliar sus territorios tanto como fuese posible.

Las dimensiones de un territorio no se buscan por cuestiones de comodidad o por falta de kilómetros cuadrados para albergar a los habitantes de una nación, sino para alcanzar una posición de poder sobre las demás: a mayor superficie, más posibilidades de imponerse y dominar a los rivales. Y aquí entran en juego también los recursos naturales y los mineros.

En pocas palabras, el grado del conflicto que puede originarse como resultado de una disputa territorial va desde la negación por parte de un Estado a trazar la frontera como lo exige el otro, hasta la guerra misma. Cabe señalar que la ONU considera inadmisible que un territorio sea adquirido por medio de la guerra, razón por la cual los Estados deberían recurrir siempre a la vía pacífica para resolver sus diferencias.

Las disputas de patentes, por último, son altercados vinculados a la invención y el registro de algún producto. En el siglo XIX, Antonio Meucci y Alexander Graham Bell tuvieron una disputa de esta clase por la creación del teléfono.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de disputa (https://definicion.de/disputa/)

Buscar otra definición