Definición de electroimán

Un electroimán es un imán artificial que presenta un núcleo de hierro con una bobina a su alrededor, pasando por dicha bobina una corriente eléctrica. El hierro del electroimán es hierro dulce: es decir, sin impurezas.

El campo magnético, en este caso, se genera a través el flujo de la corriente. Si la corriente se interrumpe, el campo magnético del electroimán desaparece.

A diferencia de lo ocurre con los imanes permanentes, en los electroimanes es posible modificar el campo magnético con rapidez al actuar sobre la corriente eléctrica. Es importante tener en cuenta que el mantenimiento del campo demanda el uso constante de una fuente de alimentación.

Se le atribuye al danés Hans Christian Ørsted el descubrimiento del vínculo físico que existe entre la electricidad y el magnetismo: es decir, entre las corrientes eléctricas y los campos magnéticos. El inglés William Sturgeon, en tanto, fue quien creó el primer electroimán a mediados de la década de 1920.

El funcionamiento de un electroimán se basa en los dominios magnéticos que se encuentran en el núcleo de hierro. Estos dominios se comportan como pequeños imanes que, sin la incidencia de la corriente eléctrica, se distribuyen en diferentes direcciones y se anulan entre sí. Al recibir la corriente, los dominios magnéticos se alinean y surge el campo magnético.

Los electroimanes se utilizan en múltiples contextos donde se hace necesario contar con un campo electromagnético variable. Hay grúas; embragues y frenos de automóviles; interruptores; y motores que recurren a electroimanes. Los trenes de levitación magnética, por su parte, también usan electroimanes para levitar.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de electroimán (https://definicion.de/electroiman/)

Buscar otra definición