Definición de epifanía

El vocablo griego epipháneia llegó al latín tardío como epiphanīa, que en nuestro idioma derivó en epifanía. El término se utiliza para nombrar a una visión o una revelación. Por ejemplo: “Ayer, mientras nadaba en el lago, tuve una epifanía”, “El chamán solía entrar en trance para tener epifanías”, “Llegué al resultado siguiendo la lógica, no fue una epifanía”.

Epifanía

El concepto suele emplearse para aludir a una manifestación mística que los profetas, los brujos, los oráculos u otras personas con supuestas capacidades sobrenaturales pueden interpretar. En el lenguaje coloquial, las epifanías son desvelaciones que tienen los individuos en momentos determinados.

Para la religión católica, una epifanía es una huella de la presencia de Dios. En este sentido las epifanías son manifestaciones divinas: por extensión, en el siglo IX se estableció una celebración de la Epifanía. La fecha escogida fue el 6 de enero, conmemorando la visión que tuvieron los Reyes Magos.

Según la tradición, Baltasar, Melchor y Gaspar llegaron desde Oriente con la intención de adorar lo que fue la primera manifestación de Jesucristo (Dios hecho hombre). Los magos acudieron a conocer al niño con oro, incienso y mirra como regalos.

Cabe destacar que Epifanía también es un nombre de mujer. Epifanía de Argaiz y Munibe (18121889), por citar un caso, fue una destacada compositora española e integrante de la nobleza. La argentina Epifanía Ángeles Calvo, por su parte, es la viuda de un criminal tristemente célebre: Arquímedes Puccio. Epifanía Uveda de Robledo, por último, fue el ama de llaves del escritor Jorge Luis Borges.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de epifanía (https://definicion.de/epifania/)