Definición de escultura

La escultura es una disciplina artística que consiste en la creación de figuras a partir de acciones como esculpir o tallar distintos materiales. El término, procedente del vocablo latino sculptūra, también se utiliza para nombrar a la obra resultante de esta labor.

Escultura

El individuo que hace esculturas recibe el nombre de escultor. Su tarea consiste en crear volúmenes que le permiten representar una imagen o transmitir una idea. Hay esculturas de piedra, barro, madera, bronce, oro y otros elementos.

Las esculturas pueden tener una finalidad mágica o ritual. En esos casos, la obra va más allá de la estética, ya que se le atribuyen diversos significados. Actualmente, de todos modos, a la escultura se la suele considerar como una obra artística, sin ninguna otra carga simbólica.

Las primeras esculturas fueron realizadas en la Prehistoria, hace cientos de miles de años. Por entonces se producían con piedras o huesos. Con el tiempo el hombre empezó a utilizar otros materiales.

Por sus características, muchas esculturas han quedado en la historia y son famosas a nivel mundial. Los guerreros de terracota, por ejemplo, son más de 8.000 esculturas que fueron creadas unos doscientos años antes de Cristo y enterradas junto al emperador chino Qin Shi Huang. Cada una de estas figuras, desarrolladas en tamaño real, tiene sus propios rasgos.

En la Isla de Pascua, por otra parte, existen los moáis: inmensas esculturas que fueron talladas durante varios siglos por los aborígenes. Hay moáis que pesan más de diez toneladas.

A comienzos del siglo XVI, Miguel Ángel creó su escultura más popular: el David, que muestra al rey bíblico antes de luchar contra Goliat. Esta figura, que se encuentra en la ciudad italiana de Florencia, mide más de cinco metros y es una joya renacentista.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de escultura (https://definicion.de/escultura/)

Definiciones Relacionadas