Definición de factura

El término factura, del latín factūra, tiene diversos usos y significados. Se entiende por factura a la acción y efecto de hacer. Por ejemplo: “Este pantalón es de buena factura”, “La idea no es mala, pero creo que fallaste en la factura”.

Factura

Factura, por otra parte, es la relación de los artículos comprendidos en una operación comercial. Se trata de la cuenta detallada de estas operaciones, incluyendo factores como la cantidad, el peso, la medida y el precio: “El mes pasado me llegó una factura de luz de 300 pesos”, “Necesito una factura de tipo A para presentar esta compra a mi jefe”, “Tengo que ir a la empresa de telefonía para reclamar la factura: me parece que se olvidaron de enviármela”.

La emisión de facturas es obligatoria en las operaciones de comercio. La factura es un comprobante que otorga derechos al comprador y que implica una serie de obligaciones y responsabilidades al vendedor.

Existen diversos tipos de facturas, no obstante, entre los más significativos se encuentran los siguientes:

Normal. Es aquella que deja patente la provisión de los servicios o la venta de los productos concretos además de los precios, los datos exigidos por ley y los impuestos correspondientes.

Simplificada. Como su propio nombre indica es aquella que, respecto a la anterior, se diferencia por el hecho de que tiene muy pocos datos.

Recapitulativa. Este tipo de factura viene a ejercer como recapitulación de otros grupos anteriores de facturas emitidas.

Rectificativa. Es aquella que se utiliza bien para corregir alguna factura previa que se ha emitido o bien para abordar diversas devoluciones de productos o elementos determinados.

No obstante, tampoco podemos pasar por alto la existencia de lo que se conoce como factura electrónica, que ha aparecido a raíz de lo que sería el desarrollo de las nuevas tecnologías y concretamente de Internet. Así, bajo aquella denominación se encuentra la factura que deja de lado lo que es el papel tradicional, pues se presenta en un formato XML, y que tiene la misma validez legal que la de tipo físico.

En el caso de España, los elementos que se establecen como vitales y necesarios a la hora de realizar una factura son varios. Entre ellos se encuentran el número de factura, el lugar y la fecha de emisión de la misma, los datos tanto del proveedor como del comprador, la descripción detallada de la compraventa, el precio por unidad y la compra total, el IVA que se debe aplicar y finalmente la firma.

En Argentina y Uruguay, se conoce como factura a un tipo de bollo o bizcocho que se vende en las panaderías. Suelen comerse durante el desayuno o la merienda para acompañar el café con leche, el chocolate caliente, la leche chocolatada o el mate.

Las facturas más populares son las medialunas o croissants, que pueden estar hechas con manteca o grasa. También se hacen facturas rellenas con dulce de leche, dulce membrillo o crema pastelera, o cubiertas de azúcar.

Las facturas suelen venderse por unidad y por docena. Es posible comprar una docena de medialunas o de un mismo tipo de factura, aunque también es usual combinar diferentes clases.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de factura (https://definicion.de/factura/)