Definición de importe

El concepto de importe tiene dos grandes usos. Por un lado, se trata de la suma o el valor de un precio, un saldo, una deuda, etc. Por otra parte, el término es una conjugación del verbo importar (valer, afectar, introducir productos o hábitos extranjeros).

Importe

La valía, la cuantía o el coste de un bien, por lo tanto, se establecen fijando su importe. Si en una tienda de ropa se ofrece un pantalón a 300 pesos, puede decirse que dicho precio ($300) es su importe. La persona que desee comprar este pantalón, por lo tanto, deberá desembolsar esa suma.

A la hora de realizar una compra, siempre es importante conocer el importe. Esa será la cantidad de dinero que se deberá entregar al vendedor para hacerse con el bien ofertado. Estar al tanto de los importes también sirve para comparar las alternativas que brindan distintos negocios.

En la actualidad es cada vez más fácil abrir una pequeña empresa, incluso a cargo de una sola persona, en gran parte gracias a las comodidades que nos brinda Internet. Crear una tienda en casa es perfectamente posible y no acarrea una gran inversión de dinero: todo comienza con una idea, y luego es necesario diseñar un portal atractivo, incluir una pasarela de pago y escoger un servicio de entrega a domicilio adecuado a nuestras necesidades. Sin embargo, uno de los puntos fundamentales es la determinación del importe de cada producto, ya que si este paso falla peligra la rentabilidad del negocio.

Un importe demasiado alto puede espantar a los potenciales compradores, ya que siempre habrá un competidor con mejores ofertas; uno demasiado bajo puede repercutir en un mayor flujo de transacciones por un tiempo, pero en una gran pérdida de dinero en el largo plazo. Para escoger el importe adecuado es necesario tener en cuenta todos los costes agregados al producto, entre los que se encuentran los siguientes: el empaquetado, los márgenes para tiendas, los gastos de envío, los impuestos y los beneficios propios.

En otras palabras, no se trata de hacernos la pregunta «¿cuánto podría costar un producto como éste?» sino «¿cuánto debería pedir por este producto para percibir ganancias?». Si bien la lista de aspectos para calcular el importe puede parecer agobiante en un primer momento, si los vamos contemplando paso a paso a lo largo de la fabricación y comercialización del producto todo es más fácil.

ImporteEn primer lugar se encuentran los materiales necesarios para fabricar el producto. Independientemente de la estrategia y del criterio que usemos para escogerlos, siempre debemos dejar un registro de los gastos realizados en esta etapa, para que repercutan en la decisión del importe. El tiempo que invertimos en su fabricación o planeamiento también debe ser un punto a tener en cuenta.

Uno de los errores más comunes a la hora de determinar el importe de un producto hecho a mano es pasar por alto ciertos gastos aparentemente secundarios, como el que supone el consumo de luz eléctrica.

La idea de importe como un total de dinero puede emplearse en otros contextos. Supongamos que una empresa solicita un crédito de 100 000 dólares con una tasa de interés del 5 por ciento. El importe que tendrá que devolver una vez que se cumpla el plazo acordado será de 105 000 dólares (los 100 000 dólares originales más 5000 dólares en concepto de intereses, ya que 5000 es el 5 por ciento de 100 000).

Importe, además, está vinculado a la acción de importar. Por ejemplo: “No creo que te importe, pero hoy me encontré con Luisa y estuvimos conversando un largo rato”, “Debido a la devaluación de nuestra moneda, cada producto que importe de ahora en más me costará más caro”, “No hay nada que me importe más que el bienestar de mis hijos”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de importe (https://definicion.de/importe/)

Buscar otra definición