Definición de féretro

El vocablo griego phérein (que se traduce como “llevar”) derivó en phéretron, que luego arribó al latín como ferĕtrum. Este término, a su vez, llegó al castellano como féretro, concepto que alude a la cajón donde se deposita un cadáver para trasladarlo hacia el lugar del entierro.

Féretro

De acuerdo a esta definición de la Real Academia Española (RAE), el féretro es la caja en la cual se lleva un cuerpo a enterrar. Un ataúd, en tanto, es el cajón donde se coloca el cuerpo para su entierro o su incineración. En el lenguaje cotidiano, de todos modos, féretro y ataúd se emplean como sinónimos.

Puede decirse que un féretro es un recipiente: se trata de un elemento que recibe a un individuo muerto y permite su transporte. Cuando una persona muere, sus restos son depositados en un féretro y luego ese féretro se lleva al lugar donde se desarrolla su velatorio o directamente al cementerio.

Lo féretros son piezas oblongas (tienen mayor longitud que anchura). Su forma es casi rectangular y suelen fabricarse con madera. Además disponen de elementos decorativos o rituales, como una cruz en el caso de las personas católicas.

Además de facilitar el traslado, el féretro o ataúd ayuda a conservar la integridad del cadáver, evitando que los restos se dispersen. De esta manera, según la consideración cultural más habitual, se muestra respeto hacia el sujeto fallecido.

Otras ideas vinculadas al depósito de los cuerpos sin vida son sarcófago y sepulcro, que aluden a las obras que se emplean para dar sepultura. Una tumba, en tanto, es el sitio donde se halla enterrado un cadáver y la pieza que se levanta en dicho lugar. A la piedra con una inscripción junto al cadáver enterrado se la conoce como lápida.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de féretro (https://definicion.de/feretro/)

Buscar otra definición