Definición de fiaca

El término fiaca se usa con frecuencia en Argentina para aludir a la flojera o la apatía. Quien tiene fiaca se encuentra desganado, sin voluntad de realizar una acción o de ponerse en movimiento.

Fiaca

El concepto puede emplearse de diversas maneras: es posible “tener fiaca” o “estar con fiaca”, por mencionar dos posibilidades. Por otra parte, una tarea puede “dar fiaca”. En todos los casos, la idea alude a la falta de ganas de realizar algo.

Por ejemplo: “Debería limpiar la cocina pero tengo fiaca”, “Me da fiaca ir a la casa de Marcos”, “Creo que esta noche no voy a salir: estoy con fiaca”.

Puede relacionarse la fiaca al tedio o a la astenia. La persona con fiaca no tiene fuerza para actuar, ya sea en sentido físico o psicológico. Por eso prefiere quedarse descansando.

Por lo general, aquello que da fiaca es algo arduo, aburrido o poco motivador. No es probable que un individuo tenga fiaca a la hora de irse de vacaciones; en cambio, un adolescente puede tener fiaca si debe estudiar para un examen.

Estar con fiaca no se considera como algo malo, siempre que la fiaca no lleve a desatender obligaciones o a evadir responsabilidades. De todos modos, si alguien está con fiaca de manera permanente, ya puede hablarse de vagancia.

También se le dice fiaca a un puff o puf. En este caso, la noción refiere a un sillón blando sin respaldo que está relleno de poliestireno y que puede adaptarse a diversos usos y espacios.

“La fiaca”, por último, es el título de una obra teatral escrita por Ricardo Talesnik que se estrenó en 1967 y que, dos años más tarde, tuvo una adaptación cinematográfica a cargo de Fernando Ayala.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fiaca (https://definicion.de/fiaca/)

Buscar otra definición