Definición de astenia

El vocablo griego asthéneia, que puede traducirse como “debilidad”, llegó a nuestra lengua como astenia. El concepto se emplea en el terreno de la medicina para nombrar a la situación que atraviesa una persona cuando, por cansancio, apatía u otra causa, carece de energía.

Astenia

Puede considerarse que la astenia es un síntoma de diferentes problemas de salud. Se trata de una sensación de debilidad, que puede ser física y/o psicológica y que afecta principalmente a los individuos que tienen más de veinte años y menos de cincuenta.

La astenia puede tener múltiples causas. El desarrollo de una actividad cotidiana muy intensa, la depresión o un trastorno del sueño son motivos funcionales que pueden provocar la aparición de astenia.

También pueden producirse causas orgánicas que deriven en la astenia, como el hipotiroidismo, la glucólisis, la enfermedad celíaca y la anemia. Incluso una intoxicación, una infección y hasta los cambios hormonales que provoca el embarazo están en condiciones de generar una astenia.

Entre los síntomas de la astenia se encuentran la fatiga, la sensación de agotamiento, la ausencia de motivación y los problemas de memoria y de concentración. Por otra parte, la persona afectada puede perder el apetito y sufrir inconvenientes en su vida sexual por la ausencia de deseo.

A diferencia de la fatiga común, la astenia no se revierte solo con descanso. Como muchas veces aparece asociada a una enfermedad (como el cáncer, la tuberculosis o la mononucleosis, entre otras), para revertirla es necesario tratar el mal principal ya que ése es su origen.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de astenia (https://definicion.de/astenia/)