Definición de fosa

La etimología de fosa nos lleva al término latino fossa, derivado de fodĕre (que puede traducirse como “cavar”). El concepto tiene varios usos de acuerdo al contexto.

Fosa

Una fosa puede ser una excavación que se desarrolla con el objetivo de enterrar a una o más personas. Por ejemplo: “La policía encontró el cuerpo de la joven en una fosa realizada en el jardín de su casa”, “El asesino intentó disimular la fosa con plantas y flores”, “El fusilador hizo cavar a la víctima su propia fosa”.

Se denomina fosa común a aquella que se emplea para el entierro de cadáveres a los cuales, por diversos motivos, no se les otorga sepultura propia. Las fosas comunes pueden desarrollarse en el marco de guerras, represión ilegal, epidemias o catástrofes naturales. Los nazis, por citar un caso, solían arrojar los cuerpos de sus víctimas a fosas comunes.

Una fosa séptica o pozo negro, por otra parte, es un espacio que, cuando no existen alcantarillas en una vivienda, se destina al depósito de las aguas residuales. En el ámbito de la industria de los hidrocarburos, se utiliza la noción de fosa para aludir al hoyo que se realiza junto al pozo petrolífero para acumular los desechos de la perforación.

En la antigüedad, en tanto, solían cavarse fosas alrededor de los fuertes. De esta manera se dificultaba el asedio y el acceso a la fortificación.

Para la anatomía, una fosa es una cavidad corporal. Las fosas nasales, en este marco, son las cavidades que se encuentran separadas por un tabique. Estas fosas suponen el inicio del aparato respiratorio, ya que permiten el ingreso y la salida de aire.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fosa (https://definicion.de/fosa/)

Buscar otra definición