Definición de gasoil

El término gasoil, que procede la expresión inglesa gas oil, es aceptado por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario, que también reconoce como sinónimo las nociones de gasóleo y diésel.

Gasoil

El gasoil, gasóleo o diésel es un producto que se obtiene a partir de la destilación del petróleo crudo, el cual es purificado con el objetivo de quitarle el azufre y otras sustancias. El gasoil se utiliza como combustible, especialmente en los denominados motores diésel.

Puede decirse, en definitiva, que el gasoil deriva del petróleo: un fluido oleaginoso, extraído de lechos geológicos marítimos o continentales, que combina diversos compuestos orgánicos. Para que pueda ser aprovechado, el petróleo se somete a un proceso conocido como destilación fraccionada, a través del cual se separan sus componentes y se consiguen diversos productos.

Entre los productos obtenidos por la destilación del petróleo se encuentran la nafta, el queroseno, el metano y el alquitrán. También, como mencionamos líneas arriba, el gasoil.

El uso de la palabra diésel para aludir al gasoil está vinculado a Rudolf Diesel, el inventor alemán que creó un motor que también lleva su nombre. Esta asociación surge ya que el motor diésel funciona con gasoil como combustible. El gasoil, de todos modos, también se usa en calderas de calefacción.

Cerca del 75% del gasoil se compone de hidrocarburos saturados, mientras que el resto corresponde a hidrocarburos aromáticos. La densidad del gasoil es superior a la densidad de la gasolina, que a su vez ofrece un mayor poder calorífico y emite una mayor cantidad de dióxido de carbono durante su combustión.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de gasoil (https://definicion.de/gasoil/)

Buscar otra definición