Definición de gasolina

Derivado del vocablo inglés gasoline, el término gasolina refiere a una mezcla de hidrocarburos que se obtienen a partir de la destilación del petróleo crudo. La gasolina se utiliza como combustible en diversos motores.

Gasolina

El petróleo es un fluido natural que procede de lechos geológicos. Está formado por diversos hidrocarburos: compuestos que resultan de la combinación de hidrógeno y carbono. Cuando el petróleo es sometido a un proceso de destilación fraccionada, se obtienen diversos productos: entre ellos, la gasolina.

En países como Argentina, Uruguay y Paraguay, a la gasolina se la conoce como nafta, que en realidad es uno de los compuestos de la gasolina. De manera similar, a la gasolina en Chile se la llama bencina (otra fracción del petróleo).

La gasolina, nafta o bencina se usa en motores de combustión interna. La mayoría de los automóviles y de las motocicletas necesitan gasolina para que sus motores funcionen: estos vehículos a gasolina no pueden andar sin este combustible.

El octanaje, índice de octano o número de octano es una escala que hace referencia a la temperatura y la presión a la que se puede someter a la gasolina antes de detonar al ser comprimida en el cilindro del motor. A mayor índice de compresión, mayor eficacia del motor. La gasolina con mayor octanaje, por lo tanto, es la de mejor calidad.

Existen diversas cuestiones que el conductor de un vehículo puede tener en cuenta para disminuir el consumo de gasolina. Controlar la presión de los neumáticos, evitar las aceleraciones y las frenadas bruscas y conducir a no más de 100 kilómetros por hora son acciones que ayudan a ahorrar combustible.

GasolinaRetomando la etimología de la palabra gasolina, debemos señalar que el diccionario de lengua inglesa publicado por Oxford cita la versión norteamericana desde el año 1863. Se cree que su origen se encuentra en alguna marca registrada de lámparas de aceite, como ser “Gazeline” y “Cazeline”, dado que su pronunciación se aproxima bastante a la de gasoline“.

En el año 1859 la producción de petróleo ya estaba alcanzando niveles muy altos en Pensilvania. En aquel entonces, el escritor británico John Cassell habló de un producto “maravilloso” que en poco tiempo llegaría a Londres a través de la importación, y que debería llevar un nombre también “maravilloso”, como ser “Cazeline” (el cual ideó basado en su propio apellido). Tres años más tarde publicó la patente de las lámparas de aceite con dicha marca, y en poco tiempo se convirtió en el distribuidor principal en Inglaterra e Irlanda.

Si bien su negocio había comenzado con fuerza, la presencia de un vendedor en Dublín que falsificaba las lámparas lo afectó negativamente. Ante la acusación de Cassell, el otro cambió la inicial de la marca falsa y así nació “Gazeline”. Esto condujo a una disputa legal que Cassell ganó en 1865, lo cual le permitió seguir usando su nombre hasta 1924. Curiosamente, en el año 1863, un periódico de Gran Bretaña habló de “gasolene”, y un tiempo más tarde los norteamericanos acuñaron “gasoline”, aunque no se sabe en qué país surgió por primera vez el concepto y en qué sentido viajó.

Independientemente de la palabra que usemos para referirnos a la gasolina, lo importante es que los motores de combustión existen desde finales del siglo XIX en Alemania, donde se fabricaba un combustible a partir del gas coque (un antecesor del gas natural, que se consigue mezclando gases combustibles). Fueron necesarios diversos avances a nivel tecnológico, tanto en el diseño de los carburadores como en las mezclas de productos químicos para dar con coches más seguros y una gasolina menos volátil, sin dejar de lado su impacto en el medio ambiente.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de gasolina (https://definicion.de/gasolina/)

Buscar otra definición