Definición de geomorfología

Antes de entrar de lleno en el significado del término geomorfología, vamos a proceder a descubrir su origen etimológico. En concreto, podemos establecer que se trata de una palabra que deriva del griego y que es fruto de la suma de los siguientes componentes léxicos de dicha lengua:
-El sustantivo “geo”, que puede traducirse como “tierra”.
-La palabra “morphe”, que es sinónimo de “forma”.
-El sufijo “-logía”, que es equivalente a “estudio de”.

Geomorfología

Partiendo de todo eso podemos establecer que el significado literal de geomorfología sería “estudio de la estructura de la forma de la corteza de la Tierra”.

La geomorfología se basa en el análisis de las características de la corteza del planeta Tierra. Se trata de una rama de la geología, la ciencia dedicada a estudiar la forma interior y exterior del globo terráqueo, teniendo en cuenta las materias que lo forman y las variaciones registradas desde su origen.

El objeto de estudio de la geomorfología es la forma de la superficie de nuestro planeta. Para avanzar en sus conocimientos, parte del origen de la Tierra y llega hasta la actualidad, procurando comprender los diversos procesos que se desarrollaron a lo largo de la historia.

Las alteraciones del relieve desde que emerge del nivel mar hasta que se reduce por la influencia de diversos agentes componen el llamado ciclo geográfico. Este ciclo marca la evolución de la geomorfología a lo largo del tiempo, siendo una consecuencia de procesos destructivos y constructivos que se llevan a cabo de una manera dinámica.

Es importante tener en cuenta que la fuerza de gravedad busca equilibrar los desniveles del relieve, haciendo que las regiones que se elevan registren una tendencia a la caída, mientras que las zonas deprimidas se van colmatando (rellenando).

Los factores que desencadenan los procesos de la geomorfología son variados. Puede tratarse de factores geológicos internos (como el vulcanismo, la orogénesis y la tectónica), factores geológicos externos (el viento, la presión atmosférica, las precipitaciones, etc.), factores bióticos (animales y vegetación) y factores antrópicos (el accionar del ser humano).

La geomorfología también puede clasificarse según los factores predominantes que influyen en el relieve. En este marco, puede hablarse de geomorfología fluvial, geomorfología climática, geomorfología glaciar y geomorfología eólica, entre otras.

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto otra serie de aspectos importantes sobre la geomorfología, entre los que se pueden destacar los siguientes:
-Sus conceptos más relevantes fueron creados a comienzos del siglo XX por el científico William Morris Davis. Este, entre otras cosas, determinó que para poder estudiar la estructura de la corteza de la Tierra había que tener en cuenta la estructura en sí, la etapa y los procesos.
-Dentro de esta disciplina o estudio cobra relevancia lo que se da en llamar diastrofismo, que hace referencia a las fuerzas internas que son capaces de crear irregularidades de distinta índole en lo que es el relieve.
-De la misma manera, no hay que pasar por alto que en España existe la Sociedad Española de Geomorfología, que fue creada a finales de la década de los años 80 y que es una organización sin ánimo de lucro que busca desarrollar y promocionar la citada geomorfología a través del intercambio y cooperación tanto nacional como internacional.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de geomorfología (https://definicion.de/geomorfologia/)

Buscar otra definición