Definición de germoplasma

Aunque germoplasma no es un término que forme parte del diccionario que elabora la Real Academia Española (RAE), su uso es frecuente en nuestra lengua. Se conoce como germoplasma al conjunto de los genes que, mediante células reproductoras o gametos, son transmitidos a los descendientes a través de la reproducción.

Germoplasma

El uso más habitual de germoplasma se encuentra en el terreno de la botánica y de la agricultura. La idea alude a la diversidad genética de las diferentes especies de plantas, ya sean cultivadas por el hombre o silvestres. Para garantizar la posibilidad de reproducción de las especies, existen los bancos de germoplasma.

Un banco de germoplasma, por lo tanto, es un reservorio de propágulos que permite conservar la diversidad genética de un cultivo y de las especies silvestres que estén relacionadas. Cabe destacar que los propágulos son las partes de la planta que pueden originar nuevos ejemplares (como semillas, raíces, esquejes, etc.).

Los bancos de germoplasma se dedican a localizar, recolectar y almacenar los propágulos de especies que se consideran útiles para el ser humano. Por lo general se conservan las semillas guardadas en sobres en depósitos a baja temperatura. El control de la temperatura es esencial para que las semillas se puedan guardar por mucho tiempo sin perder su funcionalidad.

Es importante mencionar que los bancos de germoplasma podrían evitar la desaparición de especies vegetales en caso de catástrofes naturales o de una guerra: si todos los cultivos resultan destruidos, se puede recurrir a las semillas almacenadas. Además garantiza la subsistencia de especies que ya no se explotan a nivel comercial.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de germoplasma (https://definicion.de/germoplasma/)

Buscar otra definición