Definición de granalla

La Real Academia Española (RAE) indica que granalla es un término procedente de una alusión despectiva al grano. La noción de grano, por su parte, tiene varios usos: en este caso nos interesa su significado como una porción o cantidad reducida de algo.

Se llama granalla al conjunto de las partículas pequeñas a las que son reducidos los metales con el objetivo de que su fundición resulte más sencilla. Al proceso que implica la reducción de estos materiales se lo denomina granallar.

Partículas

Al conjunto de partículas a las que se reduce un metal se lo denomina granalla.

Características de la granalla

Antes de analizar el concepto de granalla, es importante mencionar que un metal es un elemento químico que se caracteriza por el brillo y por resultar un buen conductor de la electricidad y del calor.

Los metales suelen presentarse en estado sólido, con la excepción del mercurio. Cuando se desea que el metal se vuelva líquido, se lo somete al procedimiento conocido como fundición, habitual en la metalurgia.

La acción de granallar, en este marco, generalmente se lleva a cabo para facilitar la fundición. La granalla obtenida, de todos modos, puede aprovecharse de diferentes formas.

Existen distintos tipos de granalla: de hecho, la granalla puede estar hecha de diversos materiales. Los tamaños y la dureza de los granos también pueden variar.

Industria

La generación de granalla es un proceso que forma parte de la metalurgia.

Cómo se obtiene

La granalla se genera mediante un proceso que se desarrolla en hornos de fusión. En una primera instancia, se producen partículas esféricas (es decir, redondeadas).

Esta granalla, dado su diámetro, puede fragmentarse. De este modo aparece la granalla angular. Ambas granallas (la esférica y la angular) tienen características particulares, con lo cual se utiliza cada una según la necesidad.

Usos y aplicaciones de la granalla

Una vez obtenida la granalla, y según sus propiedades, se puede usar de múltiples formas. La granalla de acero, por ejemplo, se emplea para incrementar la rugosidad de un material, decapar soldaduras o pintura, quitar óxido o preparar una superficie para un tratamiento posterior.

Puede decirse, pues, que esta granalla es un abrasivo. Por lo general se la expulsa mediante una máquina de granallar en una operación conocida como granallado.

Las turbinas de una máquina de granallar hacen que la granalla sea proyectada contra la superficie que se pretende tratar. La granalla permite alisarla o contribuir a la eliminación de determinados materiales o partículas que se encuentran en ella.

Además de la limpieza, la granalla sirve para el texturado de una superficie y para otorgarle una terminación decorativa. Otra posibilidad es usarla para realizar grabados en acrílicos, vidrios y otros materiales.

Cabe destacar que, si nos centramos en la granalla angular, dispone de puntas y aristas. Por eso, cuando es proyectada por la máquina de granallar, se clava en la superficie y arrastra partículas.

El shot peening

El shot peening es un proceso especial de granallado que consiste en la expulsión de un chorro de granalla esférica a gran velocidad y dentro de parámetros preestablecidos. Este recurso logra la inducción de tensiones de compresión en la superficie tratada.

Así, el shot peening ofrece una limpieza como el granallado convencional, pero añadiendo un aumento de la resistencia a la fatiga a partir de la deformación plástica del material. Al aplastarse los granos de la superficie, se comprimen entre sí y cubren los espacios intergranulares.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de granalla (https://definicion.de/granalla/)

Buscar otra definición