Definición de grotesco

Antes de entrar de lleno en el significado del término grotesco, vamos a proceder a conocer su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que deriva del italiano, exactamente de “grottesco”, que puede traducirse como “relativo o perteneciente a una gruta”. Y es que esa palabra, a su vez, emana del latín “crupta” o “crypta”, que es sinónimo de “gruta” o “galería subterránea”.

Grotesco

Esta raíz etimológica, por tanto, puede advertirse en la acepción del término como aquello vinculado a una gruta artificial: es decir, a una caverna o una cueva creada por el hombre.

Otro uso de la noción es como sinónimo de grutesco, un estilo de decoración surgido a partir de la ornamentación de cuevas halladas en Roma en el siglo XV. El grutesco, que combina follajes y plantas con criaturas mitológicas, vasijas y otros elementos, se caracteriza por el absurdo y la extravagancia.

Por extensión a este significado, comenzó a calificarse como grotesco a aquello que resulta de mal gusto o ridículo. Algo grotesco, por lo tanto, es desatinado, irracional, vulgar o chabacano.

Por ejemplo: “La oposición afirmó que el proyecto del gobierno es grotesco y anunció que impulsará protestas para que no prospere”, “El vestuario de los actores fue calificado como grotesco por la crítica especializada”, “Los futbolistas firman contratos grotescos mientras la mayoría de los habitantes del país son pobres”.

Partiendo de este significado podemos establecer que entre los sinónimos de grotesco encontramos palabras tales como extravagante, risible, peripatético, ridículo, burlesco e incluso caricaturesco. Por el contrario, entre sus antónimos destacan palabras tales como serio o normal.

En el ámbito de la literatura se ha usado en numerosas ocasiones el término que ahora nos ocupa para darle título a distintas obras. Este sería el caso, por ejemplo, de la novela “Grotesco”, publicada en el año 2003, escrita por Natsuo Kirino y que se enmarca dentro del género de la novela negra.

Cuenta la historia del descubrimiento de los cuerpos sin vida de dos prostitutas en Japón. Mujeres que han sido asesinadas por un ciudadano chino que se encuentra en el país como ilegal. Este trágico suceso dará lugar a que la hermana de una de las víctimas decida contar al lector la complicada historia de aquella, los momentos tan duros a los que tuvo que hacer frente y como encontró en su belleza y en su cuerpo la manera para poder sobrevivir en un mundo tan cruel.

En Argentina, existe un subgénero del drama conocido como grotesco criollo. Armando Discépolo, dramaturgo y director de teatro, creó el grotesco criollo a partir de su obra “Mateo”, estrenada en 1923.

El grotesco criollo se asocia al sainete, un drama jocoso de tono costumbrista que surgió en España. En el caso argentino, el sainete se combinó con el circo para contar historias que transcurren en los conventillos (viviendas colectivas que en otros países se denominan inquilinatos o casas de vecindad).

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de grotesco (https://definicion.de/grotesco/)

Buscar otra definición