Definición de grotesco

Grotesco es un concepto que deriva del vocablo italiano grottesco, a su vez procedente de grotta (que puede traducirse como “gruta”). Esta raíz etimológica puede advertirse en la acepción del término como aquello vinculado a una gruta artificial: es decir, a una caverna o una cueva creada por el hombre.

Grotesco

Otro uso de la noción es como sinónimo de grutesco, un estilo de decoración surgido a partir de la ornamentación de cuevas halladas en Roma en el siglo XV. El grutesco, que combina follajes y plantas con criaturas mitológicas, vasijas y otros elementos, se caracteriza por el absurdo y la extravagancia.

Por extensión a este significado, comenzó a calificarse como grotesco a aquello que resulta de mal gusto o ridículo. Algo grotesco, por lo tanto, es desatinado, irracional, vulgar o chabacano.

Por ejemplo: “La oposición afirmó que el proyecto del gobierno es grotesco y anunció que impulsará protestas para que no prospere”, “El vestuario de los actores fue calificado como grotesco por la crítica especializada”, “Los futbolistas firman contratos grotescos mientras la mayoría de los habitantes del país son pobres”.

En Argentina, existe un subgénero del drama conocido como grotesco criollo. Armando Discépolo, dramaturgo y director de teatro, creó el grotesco criollo a partir de su obra “Mateo”, estrenada en 1923.

El grotesco criollo se asocia al sainete, un drama jocoso de tono costumbrista que surgió en España. En el caso argentino, el sainete se combinó con el circo para contar historias que transcurren en los conventillos (viviendas colectivas que en otros países se denominan inquilinatos o casas de vecindad).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de grotesco (https://definicion.de/grotesco/)

Buscar otra definición