Definición de

Habilidad cognitiva

Con origen etimológico en el vocablo latino habilĭtas, habilidad es un término que hace referencia a una destreza o cualidad para llevar a cabo una acción o realizar una tarea. Quien dispone de habilidad está preparado o capacitado para concretar una actividad con éxito.

El adjetivo cognitivo, en tanto, alude a aquello vinculado al conocimiento. Esta noción se asocia al saber y el entendimiento.

A partir de estas ideas, podemos avanzar con el concepto de habilidad cognitiva. Así se denomina a la competencia o aptitud intelectual que hace posible analizar información y adquirir conocimientos.

Inteligencia

La habilidad cognitiva se asocia a la inteligencia.

Qué es la habilidad cognitiva

La habilidad cognitiva se compone de diferentes capacidades. La comprensión verbal (entender aquello que se escucha o se lee), el razonamiento deductivo e inductivo (para generar conclusiones particulares partiendo de datos generales y viceversa) y la destreza numérica (la competencia para desarrollar razonamientos con números) son algunas de estas cualidades.

Así como puede decirse que dichas cualidades componen la habilidad cognitiva de una persona, también puede considerarse que cada una se trata de una habilidad cognitiva en concreto. Mientras más habilidades intelectuales tenga un sujeto, más posibilidades de resolver problemas y de desenvolverse de manera exitosa en distintos ámbitos.

Cerebro

Suele indicarse que el cociente intelectual refleja el nivel de habilidad cognitiva de un individuo.

La medición

Si tomamos la habilidad cognitiva como una aptitud general, es interesante señalar que existen métodos para medirla: así se puede determinar su tamaño o nivel de una forma que se considera, a grandes rasgos, precisa.

El indicador más conocido es el cociente intelectual o coeficiente intelectual, que se calcula a partir de tests o pruebas de inteligencia. Quien se somete a estas evaluaciones obtiene puntos de acuerdo a sus respuestas, con lo cual puede calcularse su cociente intelectual.

A nivel coloquial, se entiende que quien tiene mayor cociente intelectual cuenta con una habilidad cognitiva amplia y, por lo tanto, es más inteligente. No se puede dejar de mencionar, sin embargo, que los resultados de la medición pueden variar según el momento.

Más allá de la base genética, hay aptitudes intelectuales que pueden mejorarse con la educación, el entrenamiento y la experiencia. Incluso, en ocasiones las habilidades cognitivas sufren una merma temporal por factores como el cansancio, el estrés o una enfermedad.

La habilidad cognitiva y el estudio

En determinados contextos, se relaciona la habilidad cognitiva con el fruto de un estudio específico. Esto supone que una determinada habilidad cognitiva se adquiere a partir del aprendizaje, redundando en la posibilidad de aplicar el conocimiento para realizar una actividad o completar una tarea.

Supongamos que un arquitecto es contratado para construir una casa de dos plantas. Gracias a haber completado la carrera de Arquitectura, este profesional dispone de la habilidad cognitiva necesaria para ejecutar el encargo: dicho de otro modo, tiene los conocimientos teóricos necesarios para dirigir la obra.

Por supuesto, conocer la teoría no es suficiente para lograr la eficiencia en el trabajo. Siempre se necesitan las aptitudes generales o abstractas que ya mencionamos (comprensión verbal, razonamiento deductivo e inductivo, etc.) para que el saber sea realmente útil, pueda aplicarse y así se disponga de la habilidad cognitiva.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 27 de febrero de 2023. Habilidad cognitiva - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/habilidad-cognitiva/
Buscar otra definición
x