Definición de heparina

La heparina es un polisacárido que actúa como anticoagulante, impidiendo que aparezcan trombos en los vasos sanguíneos. La raíz etimológica del término se encuentra en el vocablo griego hêpar, que se traduce como “hígado”.

Heparina

Cabe recordar que los polisacáridos son carbohidratos (también llamados hidratos de carbono o glúcidos) compuestos por una cadena extensa de monosacáridos. Un monosacárido, a su vez, es un azúcar cuya descomposición en otro más simple no es posible mediante hidrólisis.

Retomando la idea de heparina, se trata de una molécula formada por una cadena de azúcares cuya característica principal es su elevada sulfatación. Este polisacárido presenta una secuencia de cinco azúcares que interactúan con proteínas que se encargan de coagular la sangre.

Al ser sintetizada por el organismo, se la considera como una sustancia endógena, aunque aún se desconoce su función biológica. De todos modos, también puede ser suministrada a nivel exógeno como anticoagulante: en este marco, la heparina es inyectada en la sangre para evitar que se formen coágulos o trombos.

La heparina suele usarse de modo preventivo en el marco de intervenciones quirúrgicas, durante los procesos de diálisis o tras un traumatismo. En dichas situaciones el riesgo de que se produzca un trombo embolismo venoso se acrecienta, por lo cual se inyecta heparina para prevenir el coágulo o, si ya se formó, para impedir que continúe creciendo.

Por sus beneficios, suele considerarse a la heparina como un medicamento esencial que permite la salvación de millones de vidas al año. Mientras que la heparina no fraccionada (es decir, la molécula entera) requiere de monitorización médica, la llamada heparina de bajo peso molecular puede ser inyectada por el paciente sin el monitoreo del profesional.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de heparina (https://definicion.de/heparina/)

Buscar otra definición