Definición de hidratación

Hidratación es el acto y el resultado de hidratar. Este verbo (hidratar), en tanto, alude a otorgar la humedad adecuada a algo o a combinar una sustancia con agua.

Hidratación

La idea de hidratación puede referirse a la cantidad de agua que necesita el organismo de un ser vivo para funcionar de manera correcta. En el caso del ser humano, se recomienda el consumo de al menos dos litros de agua al día para mantener la hidratación.

Es importante tener en cuenta que el agua permite el transporte de nutrientes a los tejidos y a los órganos y posibilita que se lleven a cabo las reacciones químicas esenciales para la vida. Como el cuerpo pierde agua de manera constante, es imprescindible incorporar este líquido para mantener la hidratación.

La pérdida de agua se incrementa con la actividad física ya que aumenta la sudoración. Por eso, al realizar ejercicio, resulta indispensable beber agua.

No solo sentir sed es un indicador de una hidratación deficiente. La orina de color oscuro también puede revelar que el organismo no está bien hidratado, al igual que el cansancio intenso y la cefalea. Estos síntomas, de todos modos, pueden asociarse a otros trastornos, con lo cual un profesional de la medicina debe ser el encargado de interpretarlos.

Más allá de beber agua, las personas puede ingerir otras bebidas para favorecer la correcta hidratación: jugos, infusiones, etc. Incluso comer frutas y vegetales aporta agua al organismo.

La hidratación, por otro parte, refiere a propiciar que la piel y el cabello tengan la humedad correcta. Para esto existen lociones, cremas y otros productos que ayudan a cubrir las necesidades.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de hidratación (https://definicion.de/hidratacion/)

Buscar otra definición