Definición de hijuelo

Hijuelo es el diminutivo de hijo. El término, procedente del vocablo latino filiŏlus, se emplea para aludir al retoño de un vegetal.

Hijuelo

Los retoños son los tallos o los vástagos nuevos que genera una planta. Se trata de brotes laterales que, una vez separados del tallo principal, pueden ser plantados para producir un nuevo ejemplar.

Los hijuelos se constituyen como réplicas idénticas a nivel genético de la planta. Por lo tanto constituyen un método de reproducción: la “copia” puede separarse y ser plantada en otro lado.

De acuerdo a los expertos en botánica, la creación de hijuelos supone un mecanismo de adaptación de las plantas para asegurar su subsistencia. El ejemplar produce una réplica de sí mismo que surge en la base de su tallo.

El hijuelo, con el paso del tiempo, desarrolla su propio sistema radicular. De esta manera, es clave no extraerlo de la planta apenas surge, sino darle tiempo para que, al ser separado y plantado en otro lado, tenga mayores posibilidades de enraizar con éxito.

Es importante aclarar que no todas las plantas producen hijuelos. Entre las que sí lo hacen se encuentran el aloe vera, el pandano y las bromelias, por ejemplo.

No se debe confundir el concepto de hijuelo con la noción de hijuela. La Real Academia Española (RAE) reconoce más de una decena de acepciones de hijuela, palabra que puede aludir a aquello que está subordinado a un elemento principal; a un colchón delgado que se ubica debajo de otro en una cama; a una tira de tejido que permite ensanchar una prenda de vestir; o a un camino que va de la vía principal a un sitio alejado de un pueblo, por mencionar algunas posibilidades.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de hijuelo (https://definicion.de/hijuelo/)

Buscar otra definición