Definición de hilarante

El primer paso que vamos a dar para poder conocer el significado del término hilarante es descubrir su origen etimológico. En este caso, tenemos que subrayar que se trata de una palabra que deriva del latín, en concreto, procede de “hilarans, hilarantis” que, a su vez, emana del verbo “hilarare”, que puede traducirse como “causar risa” o “alegrar”.

Hilarante

No obstante, no podemos pasar por alto tampoco que ese término latino deriva del griego, exactamente de la palabra “hilaros”, que es sinónimo de “alegre”.

Este término, a su vez, llegó al castellano como hilarante: aquel o aquello que causa gracia o provoca risa.

Hilarante, por lo tanto, es un adjetivo que permite calificar a las personas, las situaciones o los objetos que resultan graciosos o que dan alegría. Por ejemplo: “El comentario hilarante del niño provocó carcajadas”, “Nos divertimos un largo rato con el baile hilarante de Juan”, “Es un libro hilarante, que pretende que el lector se divierta un rato”.

Cómico, divertido, gracioso, alegre, risible o jocoso son algunas de las palabras que funcionan como sinónimos de hilarante. Por el contrario, entre sus antónimos destacan términos como serio, soso, aburrido o triste.

Hay personas que son hilarantes por naturaleza. Se trata de individuos que, por carisma, gestualidad o creatividad, siempre consiguen hacer reír a sus interlocutores o a quienes se encuentran cerca.

Las comedias cinematográficas, los shows de humor y las tiras cómicas de los diarios y las revistas, en tanto, apuntan a ser hilarantes. Este tipo de obras tienen como principal objetivo divertir al público.

De la misma manera, tenemos que destacar que existen programas de televisión que se sustentan en emitir vídeos caseros donde se muestran situaciones hilarantes. En concreto, pueden mostrar desde caídas absurdas y sin daños por parte de quienes las protagonizan hasta reacciones divertidas ante un susto, por ejemplo, pasando por risas tiernas y contagiosas de bebés.

En concreto, podemos subrayar que los programas de monólogos son un perfecto ejemplo de ese tipo de shows. Y es que con las intervenciones de los monologuistas el público consigue no dejar de reír gracias, sobre todo, a que aquellos cuentan historias hilarantes con las que todo el mundo ha podido sentirse identificado en un momento dado. En España, uno de los espacios de este tipo de más éxito responde al nombre de “El club de la comedia”.

Se conoce como gas hilarante o gas de la risa, por otra parte, al óxido nitroso u óxido de nitrógeno. Se trata de un gas de aroma dulce que tiene un nivel bajo de toxicidad, provocando en el ser humano un efecto disociativo y anestésico.

El gas hilarante, de este modo, se emplea en el terreno de la medicina para lograr una sedación rápida y leve del paciente, quien se siente adormecido o embriagado pero sin perder la conciencia. En ocasiones, el gas provoca una sensación de euforia que genera ataques de risa; de allí, su calificación como hilarante.

Algunos sujetos recurren al gas hilarante como una droga recreativa, inhalando el gas con la ayuda de globos, bolsas o botellas. Es importante tener en cuenta que una sobredosis del gas puede llegar a causar un paro cardíaco, mientras que el consumo continuado a lo largo del tiempo produce adicción y daña la médula espinal.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de hilarante (https://definicion.de/hilarante/)

Buscar otra definición