Definición de huelga

En el latín es donde podemos indicar que se encuentra el origen etimológico del término huelga que ahora nos ocupa. Exactamente hay que subrayar que deriva del verbo “follicare”, que es sinónimo de “resoplar” y que emana, al mismo tiempo, del sustantivo “follis” que puede traducirse como “fuelle”.

Huelga

Una huelga es un método de protesta que desarrollan los trabajadores cuando interrumpen sus tareas laborales para realizar un reclamo. Esta suspensión de la actividad apunta a provocar un perjuicio a los responsables de atender la queja y de satisfacer las demandas, de modo tal que se vean forzados a dar una respuesta positiva a las exigencias para recuperar el normal funcionamiento de la empresa u oficina.

La huelga suele asociarse al paro: colectivamente, los empleados dejan de trabajar. Este mecanismo permite al trabajador demandar una mejora en las condiciones laborales o protestar ante el recorte de algún derecho.

Es importante tener en cuenta que la huelga, de hecho, es un derecho. Se trata de un medio legítimo para defender los intereses sociales y económicos de las personas en el marco de una relación laboral.

Por lo general la huelga no es una decisión individual, sino que es una medida colectiva que suele tomarse a partir de una disposición de un sindicato. A la instancia de la huelga se llega cuando ya se han realizado negociaciones sin que los trabajadores y los empleadores o patrones alcancen un acuerdo.

Existen distintos tipos de huelgas. La huelga de brazos caídos, por ejemplo, se desarrolla en el lugar de trabajo, con los empleados manteniéndose inactivos. Una huelga a la japonesa, por su parte, consiste en un incremento del rendimiento de trabajo para que la empresa tenga un problema con la producción excedente.

Más allá de la huelga laboral, también se desarrollan huelgas para protestar por diferentes cuestiones. Las huelgas de hambre, en este marco, implican la negativa a consumir alimentos hasta que un reclamo sea solucionado.

De la misma manera, no podemos olvidarnos de la existencia de otras huelgas muy importantes como son las llevadas a cabo por estudiantes. Reivindicar sus derechos en materia de educación o manifestarse en contra de medidas gubernamentales que atenten contra aquellos son los dos principales motivos por los que se han realizado este tipo de huelgas.

Entre las más significativas de este tipo están la huelga estudiantil de 1229 en la Universidad de París por la muerte de varios estudiantes durante una revuelta o las diferentes huelgas que llevaron a cabo los alumnos universitarios en Madrid durante el régimen franquista.

En los últimos años también ha sido muy importante la huelga feminista del 8 de marzo de 2018, durante el Día de la Mujer Trabajadora, que se llevó a cabo en todo el mundo. Lo que se pretendía es que las féminas no trabajaran ese día ni dentro ni fuera de casa como una manera de reivindicar el papel que ocupan en la sociedad. Asimismo, con esta iniciativa, que gozó de gran éxito, se pretendía luchar contra la discriminación, la violencia machista, la opresión y la desigualdad de género. En España fue en uno de los países donde más repercusión tuvo esta huelga.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de huelga (https://definicion.de/huelga/)

Buscar otra definición