Definición de paro

El término paro tiene múltiples usos. Puede aludir al acto y el resultado de parar: suspender una acción o un desplazamiento.

ParoSe llama paro a la suspensión de actividades colectivas dispuesta por una autoridad o por un cierto grupo. En este sentido suele emplearse como sinónimo de huelga, una situación que se produce cuando los trabajadores toman la decisión de interrumpir sus tareas en reclamo de mejoras en las condiciones laborales.

Por ejemplo: “No pude viajar porque los trabajadores aeroportuarios están de paro”, “La central sindical anunció un paro general para el próximo martes”, “El gobierno negocia con el sindicato para evitar el paro”.

De la misma manera, se puede producir un paro o huelga en el ámbito educativo. Esto sucede cuando los maestros y profesores deciden no acudir a clase como demostración de protesta por las condiciones laborales que tienen.

En España, la idea de paro también se utiliza con referencia a la circunstancia que atraviesa quien no tiene trabajo y al conjunto de los individuos que no consiguen empleo. Paro, por lo tanto, puede ser sinónimo de desocupación o desempleo: “El paro no deja de aumentar debido a la crisis económica”, “El paro creció en el último semestre”, “El analista sostuvo que el paro comenzará a disminuir poco a poco”.

Cuando se ha producido un aumento considerable del paro en cualquier país es cuando se ha vivido una crisis económica o cuando ha tenido lugar una pandemia, como el coronavirus. Y es que, en este último caso, las medidas restrictivas impuestas por los gobiernos han llevado a tener que cerrar durante largas temporadas establecimientos y empresas que finalmente han ido a la quiebra.

En España, eso sí, cuando una persona está en paro cobra una prestación de desempleo, que está en relación al tiempo que ha estado cotizando y trabajando hasta ese momento. Más exactamente se puede decir que cobrará el paro siempre y cuando haya concluido su contrato laboral o cuando ha sido despedido. Eso sí, jamás podrá acceder a esa prestación si lo que le ha sucedido es que se le ha reducido el horario de su jornada laboral.

Como conjugación del verbo parar, paro (o paró) se utiliza en distintos contextos: “Si estoy avanzando por la autopista y de pronto me paro, lo más probable es que cause un accidente”, “Cada vez que me paro, siento un dolor en la cintura”, “El reloj se quedó sin pila y se paró”.

Un paro cardíaco o paro cardiorrespiratorio, por último, ocurre cuando el corazón deja de latir y se detiene la respiración. Si el paro no se revierte de manera urgente, el cuadro provoca la muerte de la persona.

Una persona puede sufrir un paro cardíaco por múltiples causas como puede ser el estrés físico o una enfermedad de tipo coronario, entre otras. Asimismo, los síntomas que indican que alguien que lo está padeciendo son la falta de respiración, una sensación notable de debilidad, la ausencia de pulso, la pérdida del conocimiento e incluso molestias en el pecho. Y a esos hay que añadir también las palpitaciones, la sibilancia sin explicación o la sensación de malestar.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de paro (https://definicion.de/paro/)

Buscar otra definición