Definición de impresión

Del latín impressĭo, impresión es la acción y efecto de imprimir (marcar letras y otros caracteres gráficos en un papel u otra materia, estampar un sello, fijar una idea o sentimiento en el ánimo, introducir algo con fuerza en otra cosa, dar una característica a algo).

Impresión

El concepto se utiliza para nombrar al proceso que consiste en la producción de textos e imágenes. Para esto suele aplicarse tinta sobre un papel mediante una impresora o una prensa. Por ejemplo: “Ya tengo listo el discurso, voy a enviarlo a impresión”, “La salida del libro se retrasó por un problema en la impresión”, “Vamos a apostar por la impresión a color en el próximo catálogo”.

La impresión industrial o a gran escala se lleva a cabo en las imprentas, que permiten la reproducción de textos y figuras mediante tipos con tinta que son transferidos al papel por presión.

En las últimas décadas, la popularidad del material impreso ha decaído considerablemente, a causa del auge de la informática y de las publicaciones a través de Internet. Si bien la infraestructura necesaria para fabricar y mantener los ordenadores y las redes colaboran con la contaminación ambiental de una forma innegable, la informatización de periódicos, libros y revistas es favorable en cuanto a que disminuye la tala de árboles.

La impresión también es la señal o la marca que una cosa deja sobre otra por acción de la presión: “La impresión de sus manos en el cemento fresco quedó para la posteridad”.

El efecto, la sensación o la alteración que algo o alguien causa en el ánimo o en el cuerpo recibe el nombre de impresión: “La imagen del ídolo agonizante causó una gran impresión en la población”, “La impresión que me generó la noticia no se fue con el correr de los días”.

ImpresiónLas personas solemos preocuparnos por causar una buena impresión en los demás, y esto se consigue de diferentes formas, según dictan las convenciones. A lo largo de una entrevista laboral para un puesto ejecutivo, es posible conseguirlo intentando transmitir nuestro sentido de responsabilidad y compromiso, así como ciertos conocimientos y habilidades específicas que resulten útiles para el desempeño del trabajo para el cual nos postulamos.

Sin embargo, si bien esta fórmula puede funcionar en el ámbito laboral, probablemente nos conduzca al fracaso si la utilizamos para causar una buena impresión en un grupo de personas desconocidas en una fiesta informal; en este caso, la simpatía y la espontaneidad suelen ser las elecciones más adecuadas, ya que cualquier demostración de capacidad intelectual puede ser interpretada como un acto de soberbia.

Sobra mencionar que dichos ejemplos solo responden a ciertas generalizaciones, y que por muchos esfuerzos que realicemos a la hora de conocer a una persona no podemos predecir qué impresión causaremos en ella. Hay empresas que valoran la autenticidad en sus empleados, y gente que en un bar espera conocer a un ser profundo y cerebral; no existe un único camino para generar una buena opinión en los demás, y siempre deberían primar nuestros sentimientos y necesidades por sobre las ajenas.

El peso que la sociedad ha posado sobre ciertos estereotipos condiciona fuertemente el desempeño de la mayoría de los seres humanos a la hora de relacionarse entre sí. Durante nuestra crianza se nos enseña a mirar mal a algunas personas, generalmente sin darnos explicaciones, y a admirar a otros, por razones que también carecen de sustento. Estos preconceptos juegan un peligroso papel en la adolescencia, sobre todo para quienes descubren que pertenecen al grupo repudiado por sus mayores.

Impresión, por último, es la opinión o el juicio que se suscita sin justificación o sustento lógico: “No se, tengo la impresión que este hombre no cuenta todo lo que sabe”. En este caso, su significado es similar al de intuición o corazonada.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de impresión (https://definicion.de/impresion/)