Definición de incipiente

La etimología de incipiente nos lleva a incipiens, un vocablo del latín. El concepto se emplea para aludir a lo que recién está comenzando.

Incipiente

Lo incipiente, por lo tanto, está dando sus primeros pasos y todavía, por cuestiones de tiempo, no se afianzó ni alcanzó un desarrollo significativo. Por ejemplo: “Estoy preocupado por mi incipiente calvicie”, “Nuestro distrito, con mucho esfuerzo, está empezando a contar un incipiente sector industrial que, a medida que crezca, generará miles de puestos de trabajo”, “El incipiente diálogo entre ambos países genera esperanza”.

Algo incipiente puede desarrollarse con éxito y avanzar o, por el contrario, modificar su rumbo o truncarse. Tomemos el caso de una mujer que decide iniciar un emprendimiento centrado en la venta de artesanías. Esta persona pone en marcha el proyecto incipiente ofreciéndoles sus productos a sus familiares y amigos. De acuerdo a la repercusión que obtenga, es probable que decida elaborar nuevas creaciones y que amplíe su alcance (con un puesto en una feria o alquilando un local, por citar dos posibilidades) o que, en cambio, desista con la idea.

Con el paso del tiempo, lo incipiente siempre deja de serlo. Tomemos el caso de dos jóvenes que inician una relación sentimental. En las primeras semanas o meses, el vínculo será incipiente y ambos se irán conociendo en profundidad poco a poco. En cambio, si siguen juntos con el paso de los años, la relación ya se habrá consolidado. No se puede calificar como incipiente a un noviazgo de cuatro años o a un matrimonio de una década.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de incipiente (https://definicion.de/incipiente/)

Buscar otra definición