Definición de inmortal

Con origen en el latín immortālis, el adjetivo inmortal se utiliza para calificar a aquel cuya vida es eterna ya que no puede fallecer. La muerte, por lo tanto, nunca le llega a quien es inmortal.

Inmortal

Es importante tener en cuenta que todo ser vivo nace, se desarrolla y muere: no existe nadie que realmente sea inmortal. Siempre, más tarde o más temprano, el que tiene vida termina muriendo. Por eso los seres inmortales pertenecen al terreno de la ficción o de la mitología.

La muerte, como final de la vida, es el resultado de la extinción del proceso homeostático. En el supuesto caso de un inmortal, eso no se produce y el organismo se mantiene en funcionamiento.

Puede afirmarse, en definitiva, que la inmortalidad biológica es imposible, al menos en el estado actual del desarrollo científico y tecnológico. No hay manera de evitar el envejecimiento y el deterioro de las células que derivan en el deceso del ser vivo.

Es posible hablar, en cambio, de otro tipo de inmortalidad. Para algunas religiones, el cuerpo muere pero el alma es inmortal. Esto quiere decir que, cuando una persona fallece, su alma sigue “viviendo” en otra dimensión o se reencarna en un cuerpo diferente.

También hay otra clase de inmortalidad, vinculada a la subsistencia del legado o de la huella de un individuo tras su muerte. Por eso se expresa que personalidades como el escritor William Shakespeare o el compositor Wolfgang Amadeus Mozart, por citar dos casos, son inmortales ya que pasaron varios siglos desde que fallecieron y sin embargo siguen siendo recordados y estando presentes en la cultura.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de inmortal (https://definicion.de/inmortal/)

Buscar otra definición