Definición de interioridad

La interioridad es la cualidad o la condición de interior. El término suele emplearse para aludir a aquello que es particular, íntimo y/o secreto de un individuo o de una organización.

Interioridad

Se entiende que la interioridad es el ámbito privativo de una persona. Cada sujeto se encuentra consigo mismo en ese entorno esencial donde reflexiona, recuerda y proyecta.

Estudiar la interioridad ayuda a desarrollar la consciencia individual y la consciencia relacional. El ser humano, al conocer y comprender su interior, puede hallar y utilizar recursos y así explotar su potencial.

Al educar la interioridad, por lo tanto, se puede tomar conciencia de diversas cuestiones en múltiples dimensiones. Se trata de un camino para alcanzar la plenitud.

En su interioridad, cada uno se cuestiona la existencia y halla respuestas al sentido de la vida. Hay una inteligencia asociada a la configuración de este espacio simbólico que posibilita el desarrollo individual y social.

El análisis de la interioridad puede llevarse a cabo desde la religión, la psicología y otras áreas. Aunque suele vincularse la interioridad a lo religioso, tiene una relación con la espiritualidad en general, y no con una creencia específica o con un dogma.

Otro modo de entender la interioridad es como una experiencia o una vivencia. No tiene tiempo ni localización, sino que se construye, se siente y se vive de manera dinámica y continuada. La interioridad, en definitiva, está en el alma del sujeto y no en el exterior, más allá de la influencia que ejercen los factores externos en ella.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de interioridad (https://definicion.de/interioridad/)

Buscar otra definición