Definición de lanza

El vocablo latino lancea llegó a nuestro idioma como lanza. Así se denomina a un arma que consiste de una vara extensa con una punta cortante en su extremo.

Lanza

El origen de las lanzas es muy antiguo. Se estima que, en el continente africano, ya se usaba este tipo de arma hace unos 500.000 años: los hombres prehistóricos la empleaban para cazar.

Las lanzas pueden fabricarse con metal, madera u otros materiales. Por lo general, la lanza es un palo al que se le añade un elemento puntiagudo y afilado. De todos, la punta puede tallarse en el propio mástil.

En cuanto al modo de uso, es posible sostener la lanza con una mano o con ambas mientras se clava su punta contra el blanco, o puede arrojarse. A la lanza arrojadiza más conocida se la denomina jabalina, hoy convertida en un implemento para la práctica de una disciplina de atletismo.

Es importante conocer, además de todo lo expuesto, que existen distintos tipos de lanzas. Así, por ejemplo, entre las más significativas se encuentran algunas tales como las siguientes:
-Alabarda, que se identifica porque tiene una púa en lo que es la parte de la cabeza que se asemeja a la punta de un hacha.
-Falárica, que está realizada en madera y que se lanzaba encendida. Cuenta, además, con una punta metálica.
-Partesana, que es la lanza que se caracteriza porque dispone de pequeñas aletas en los laterales y porque tiene una gran longitud.
-Tridente, que es la que se identifica por contar con tres puntas.
-Yari. De esta otra lanza podemos destacar que tiene origen japonés, que es larga y que posee una hoja recta.
-Verutum, que era el tipo de lanza que utilizaron durante mucho tiempo los soldados del ejército romano.
-Pica, que era empleada por militares y que se caracteriza por su larga extensión. Tanto es así que su longitud se encontraba entre los 4 y los 6 metros, aproximadamente.

Dentro del ámbito de la mitología hay que destacar que cobra especial protagonismo la lanza. Y es que fueron muchos los dioses griegos, por ejemplo, que tenían entre sus atributos identificativos a aquella. En concreto, este sería el caso de Atenea (Diosa de la Sabiduría, la Razón y la Guerra) o de Poseidón (Dios del mar), que usaba un tridente. Y también sus homólogos romanos llevaban una lanza, es decir, Minerva y Neptuno.

Según destaca el diccionario de la Real Academia Española (RAE), existen otras acepciones del término. También se llama lanza al tubo metálico que sirve para rematar las mangas de una bomba y dirigir el chorro de agua; y a la vara de madera que se une al juego delantero de un carruaje, utilizada para direccionarlo y a cuyos costados son amarradas las caballerías del tronco.

Una lanza térmica, en tanto, es una herramienta que permite fundir acero. Este dispositivo alcanza una temperatura tan elevada que puede penetrar en casi cualquier material.

Lanza, por último, era un monto pecuniario que, en la antigüedad, le entregaban los nobles de Castilla al rey como aporte para las campañas militares, reemplazando con este dinero la obligación de aportar soldados o armas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de lanza (https://definicion.de/lanza/)

Buscar otra definición