Definición de legalismo

El legalismo es una posición que promueve que las leyes sean aplicadas literalmente, sin tener en cuenta ninguna circunstancia adicional. El concepto también alude a la formalidad legal que dificulta el funcionamiento o el desarrollo eficaz de algo.

Legalismo

Un partidario del legalismo, por lo tanto, pretende aplicar el derecho positivo más allá de las consecuencias y dejando de lado el principio de equidad. El legalista solo acepta el sentido literal de la ley.

Puede decirse que el legalismo se apoya exclusivamente en la teoría, con lo cual muchas veces entra en conflicto con la realidad y con las medidas prácticas. Incluso en ocasiones se registran contradicciones entre los preceptos escritos, lo que provoca un problema al legalismo.

La noción de legalismo suele emplearse de manera negativa para hacer referencia a los obstáculos legales que se consideran excesivos. Por ejemplo: “En este país los legalismos hacen que los empresarios no tengan incentivo para invertir”, “El seguro recurrió a un legalismo para no pagarme la indemnización”, “Estoy harto de los legalismos que utilizan algunos organismos estatales para no atender las necesidades de la gente”.

En el terreno de la religión, la idea de legalismo se vincula al respeto estricto de las leyes de Dios. El concepto, de todos modos, suele ser motivo de debate, ya que todo depende de cómo se interpretan las leyes divinas y de los preceptos agregados por las personas en nombre de la divinidad.

Por lo general el legalismo es esgrimido por los cristianos evangélicos como una doctrina centrada en un sistema de reglas que permite lograr la salvación. Los legalistas sostienen que debe haber una adhesión literal y estricta a estos reglamentos.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de legalismo (https://definicion.de/legalismo/)

Buscar otra definición