Definición de leña

El término leña, derivado del latín ligna, permite nombrar a la parte de las matas, los arbustos y los árboles que se usa como combustible. La leña, por lo tanto, se obtiene de las especies vegetales y se utiliza para encender fuego.

Leña

Aprovechada generalmente para cocinar o calefaccionar, la leña es una biomasa: es decir, una materia orgánica que funciona como fuente de energía. Se trata de la madera que se emplea en hogares, cocinas, estufas, parrillas, etc.

El pino, el roble, el eucalipto, la haya y la encina son algunas de las especies que se explotan para la obtención de leña. Cuando la madera es usada para cocinar, la elección del tipo de leña es trascendental ya que le aporta sabores y aromas específicos a las preparaciones.

Cabe destacar que, al combustionar, la leña genera subproductos como el hollín y la brea. Además la combustión forma vapor de agua y dióxido de carbono y deja un desecho sólido conocido como ceniza.

A la hora de encender una hoguera o fogata en un espacio abierto, es habitual que la gente use leña. Es muy importante tener en cuenta que el fuego resulta difícil de controlar al aire libre y, por lo tanto, puede causar un incendio. Por eso solo se debe hacer fuego en lugares permitidos por las autoridades.

Al individuo dedicado a cortar, recolectar y comercializar leña se lo denomina leñador. Por lo general es una persona que trabaja en el bosque y se encarga de cortar la madera con una sierra, un hacha u otra herramienta, transportando luego los troncos a un aserradero o a una tienda.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de leña (https://definicion.de/lena/)

Buscar otra definición