Definición de ley natural

El concepto de ley natural tiene dos grandes usos. Puede referirse al dictamen que emana de la razón y de los derechos que se fundan en la propia naturaleza humana o a la norma física que establece el comportamiento de los cuerpos ante determinadas condiciones.

Ley natural

Se conoce como derecho natural a aquellos principios basados en la naturaleza del ser humano y que suelen ser compartidos por casi todos los integrantes de la sociedad. Las leyes naturales, en este sentido, se vinculan a la doctrina conocida como iusnaturalismo.

Para el iusnaturalismo, hay un derecho natural que tienen todas las personas por el hecho de pertenecer a la especie humana. Esto quiere decir que ese derecho se asocia a la naturaleza humana, es universal y se corresponde con las leyes naturales.

Las leyes naturales, en este marco, son precedentes, superiores e independientes al derecho escrito, al derecho positivo y al derecho consuetudinario. Según esta teoría, nadie puede violar esas leyes sin cometer una falta.

Una ley natural, por otro lado, es un principio físico que se establece a partir de hechos concretos y pruebas empíricas. Cuando dicho principio se puede aplicar a un conjunto definido de fenómenos y se certifica la concreción de su enunciado en condiciones específicas, puede hablarse de ley natural.

Estas leyes naturales, en definitiva, son conclusiones que surgen de pruebas y observaciones científicas repetidas en el tiempo y ya aceptadas por la comunidad de científicos. Así, mediante la postulación de las leyes naturales, se describe la realidad y todo aquello que nos rodea.

Iusnaturalismo clásico

Ley naturalAsí como muchos otros conceptos que en la actualidad forman parte de nuestro bagaje cultural universal, el derecho natural tiene su origen en el trabajo del filósofo griego Platón, por lo cual debemos trasladarnos al siglo IV a. C., en particular a su obra titulada República y Leyes.

Aristóteles, otro de los filósofos griegos más recordados de la historia, habló de la ley natural en su obra Ética nicomáquea, publicada el mismo siglo que República y Leyes. A lo largo de este tratado acerca de la ética y la moral de la filosofía de Occidente, Aristóteles hace una distinción entre la justicia convencional (es decir, la legal) y la natural.

De acuerdo con las ideas de Aristóteles, la fuerza de la justicia natural es siempre la misma, independientemente de lo que el ser humano piense. Del mismo modo, asegura que la ley natural no es inmutable, ya que en la naturaleza humana misma se dan cambios que responden a principios cuyo desarrollo es interior.

Aristóteles también creía en la idea de que el ser humano se caracteriza por ser el único organismo racional del planeta, algo que muchos sostienen incluso al día de hoy en detrimento del resto de las especies animales.

En su obra titulada La Política, determina que el raciocinio es una de las leyes naturales, y que sirve para establecer preceptos tales como la libertad misma (cabe aclarar que él creía en la división entre hombres superiores e inferiores, y por eso, también que la esclavitud estaba justificada por la naturaleza de cada uno).

La escuela filosófica llamada estoicismo, fundada por Zenón de Citio a finales del siglo IV a. C., retomó dicho aspecto de la racionalidad aunque con un punto de vista diferente. Para los estoicos, la naturaleza humana se ubica en el orden natural y su razón es una chispa que proviene del fuego creador gracias al cual el cosmos puede ordenarse y unificarse. La ley natural es la razón misma, la cual implantaron en nosotros los propios dioses. Cabe aclarar que por ley natural entendían solamente la sana razón y no la que se pervierte al servicio de otros intereses.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de ley natural (https://definicion.de/ley-natural/)

Buscar otra definición