Definición de mal

Lo primero que vamos a establecer es el origen etimológico del término que ahora nos ocupa. En concreto, deriva del latín, más exactamente de la palabra “malus”, que puede traducirse como “malo” o “no bueno”.

Mal

El término mal puede emplearse como adjetivo o como sustantivo. En el primer caso, se utiliza antes de un sustantivo masculino singular para calificarlo como malo o negativo.

Por ejemplo: “Me parece que es un mal plan, mejor pensemos otra cosa”, “Tu primo es un mal tipo, no me interesa saber nada de él”, “Estoy cansado del mal servicio de esta compañía telefónica: voy a cambiar de operadora a la brevedad”.

Como sustantivo, la idea de mal alude a aquello que es opuesto al bien. El mal, por lo tanto, supone un alejamiento de la honestidad y de la legalidad: “Ya le expliqué a mi hijo que está mal actuar de esa manera”, “Creo que Sergio estuvo mal, pero deberías perdonarlo”, “El presidente considera que los diputados se comportaron mal al negarse a debatir”.

El agravio, el perjuicio o el daño que se hace o se recibe también se puede nombrar como mal: “Las palabras de Roxana me hicieron mucho mal”, “No quiero hacerte mal, pero te pido por favor que te marches”, “El mal que provocó la actividad minera en esta región nunca podrá ser reparado”.

En la sociedad se dice que, desde que el mundo es mundo, existen lo que es el Bien y el Mal. El primero es lo que se considera moral, bueno y digno de imitarse, mientras que lo segundo es todo lo contrario.

En el cine nos encontramos con una gran variedad de películas que utilizan en sus títulos el término que ahora nos ocupa. Este sería el caso, por ejemplo, del filme “Más allá del bien y del mal”, que se estrenó en el año 1977. Fue dirigida por Liliana Cavani, está basada en el libro homónimo y cuenta la relación entre Nietzsche, Lou-Andreas Salomé y Paul Rée.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de lo que se conoce mal de ojo. Con ese término se hace referencia a la creencia que hay en muchas sociedades de que hay personas que pueden producir daños, enfermedades e incluso desgracias a otros individuos. Así, alguien que cree que una persona le ha deseado mal puede decir que le ha echado el mal de ojo.

Precisamente en contra de ese citado mal de ojo existen distintos objetos que se considera que protegen contra aquel. Nos estamos refiriendo a elementos tales como el llamado Ojo de Horus, la cruz de Aravaca o incluso el ámbar.

En el terreno de la medicina, se llama mal a una dolencia, un trastorno o una enfermedad. El mal de Alzheimer, por citar un caso, es una enfermedad neurodegenerativa que, por la muerte de neuronas y la atrofia de regiones cerebrales, produce la pérdida progresiva de capacidades cognitivas y de la memoria. El mal de Chagas y el mal de Parkinson son otros problemas que pueden afectar a la salud.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de mal (https://definicion.de/mal/)

Buscar otra definición